¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Qué le hace feliz a tu gato? 6 cosas que debes saber

¿Estás satisfaciendo las necesidades de tu gatito?, ¿lo conoces bien? ¿y entiendes lo que lo hace feliz? 

Hay muchas maneras de mantener contentos a nuestros gatos. En un nivel básico, nuestros amigos peludos necesitan sentirse cómodos y relajados en su entorno, tener mucha comida y agua, camas cómodas, un lugar para ir al baño y un entorno que estimule sus necesidades físicas y mentales. 

¡Pero también hay muchas otras cosas que hacen felices a los gatos! 

Conoce a tu gato 

¡Un gato al que comprenden es un gato feliz! 

Cuando adoptes a tu gato y lo lleves a su nuevo hogar, comenzarás a comprender su personalidad y aprenderás a leer su lenguaje corporal. Si está durmiendo o adormecido, acicalándose de forma calmada o viniendo a tu encuentro con la cola erguida, sabrás que está relajado. 

¡Ojo con sus bigotes! Si están pegados a su cara, tu gato no está muy feliz, pero si están relajados y extendidos hacia los lados, puedes estar seguro de que tu amigo felino se siente bien. 

Ten cuidado con el ronroneo: si tu gato está sentado a tu lado y ronronea suavemente, puedes estar seguro de que se siente feliz, pero estate atento a otras señales del lenguaje corporal que lo acompañen, ya que el ronroneo también puede ser un signo de estrés, un signo con el que te dice “no me muevas”. 

Entonces, ¿qué otras cosas hacen feliz a un gato? 

 

6 cosas que necesitas saber para mantener a tu gato contento 

1.  A los gatos les gusta la rutina 

Desde el momento en que se despiertan por la mañana (¡a veces demasiado temprano!) hasta el momento en que se acomodan por la noche, a los gatos les gusta saber cómo va a continuar su día. 

Cuando llegan a casa por primera vez, pueden tardar en establecer su rutina. Pero una vez que se establece, les gusta ceñirse a ella. Por eso, si tienes planeado algún cambio en casa, como mover muebles, hazlo gradualmente y dale tiempo y apoyo para ayudarlo a adaptarse. FELIWAY Optimum proporciona una mayor serenidad a los gatos y les ayuda a sentirse tranquilos y seguros en su entorno para que puedan adaptarse a cualquier cambio. 

Si sucede algo fuera de lo común, como que lleguen visitas a casa, es posible que tu gato desaparezca y se refugie en uno de sus lugares seguros hasta que se sienta lo suficientemente seguro como para reaparecer. 

 

2.  Los gatos necesitan estimulación mental 

Aunque a los gatos les encanta la rutina en su día a día, también es bueno darles algo de variedad. Se puede hacer rotando los juegos a los que jugáis juntos, organizando una búsqueda del tesoro donde busque y encuentre golosinas, o incluso sesiones de entrenamiento suaves. ¡Sí, los gatos pueden ser entrenados! 

Los comederos presentados como rompecabezas también pueden ser una gran fuente de estimulación mental para los gatos. ¿Sabías que los gatos salvajes comen de 10 a 20 comidas pequeñas al día? No siempre tienen éxito en la captura de presas, por lo que en lugar de esperar una gran comida satisfactoria, están acostumbrados a comer poco y con frecuencia. 

Darle a tu gato doméstico el desafío de trabajar para obtener su comida de un comedero activo puede imitar los hábitos alimenticios "poco y frecuentes" de sus antepasados, y proporcionarle la estimulación mental que necesita. 

Prueba diferentes tipos de comederos en diferentes momentos para darle a tu gato una variedad de desafíos. Los comederos comerciales para gatos están fácilmente disponibles y requieren la interacción del gato para liberar la comida usando la lengua o las patas, pero los rompecabezas caseros son igual de efectivos. Esconde las croquetas en una caja de huevos o dentro de una pila de tubos de cartón. ¡Será igual de estimulante y gratificante para tu gato! 

Recuerda: es importante que tu gato no se frustre, así que supervisa su tasa de éxito y ajusta el rompecabezas en consecuencia para asegurarte de que encuentre su comida. 

 

3. Los gatos necesitan usar sus instintos naturales 

Los gatos salvajes tienen que valerse por sí mismos y utilizar sus habilidades naturales (acechar, perseguir, abalanzarse y atrapar) para sobrevivir. Nuestros gatos domésticos todavía tienen estas habilidades y les encanta usarlas cuando están al aire libre. Debes ayudar al tuyo a desarrollar y mantener estas habilidades durante las sesiones de juego. Jugar al escondite con juguetes de comida, perseguir a un ratón de juguete o saltar sobre una pluma en el extremo de un palo, ayudará. ¡No olvides la emoción de atrapar y ten algunas golosinas a mano como recompensa! 

También ten en cuenta la edad de tu gato. Los gatitos tienen una energía ilimitada, pero un gato mayor seguramente quiera tomarse las cosas con más calma. 

 

4.  Anímale a que haga actividad física 

La estructura del entorno de un gato es vital para ellos. A los gatos les encanta trepar, esconderse, arañar y relajarse. 

Proporcionarle escondites, acceso a estantes elevados, así como objetos para rascar, ayudará a tu gato a vivir mejor. Desde dejar espacio debajo de la cama para esconderse, proporcionarle escalones (como armarios o sillas) para que pueda acceder a un estante, hasta poner un rascador a su disposición, ayudará a mantener la salud física de tu gato en buen estado. 

 

5. Cuida sus 5 sentidos 

¡Los gatos son increíbles! Tienen 5 sentidos al igual que los humanos: vista, oído, olfato, gusto y tacto. Sin embargo, es importante que sepas qué es normal para tu gato y, si notas un cambio o algo sospechoso, llévalo a tu veterinario para que lo que lo revise. 

  • Con su excelente visión pueden incluso cazar de noche. Pero presta atención a sus ojos en cuanto a cambios de coloración (enrojecimiento, turbidez), secreción, cambios en el tamaño de la pupila (un lado más grande que el otro) o parpadeo/mantener un ojo cerrado. 
  • ¡Su oído también es espectacular! Pueden escuchar una amplia gama de sonidos, incluidos los de alta frecuencia (ultrasónicos) que los humanos no podemos oír. 

Si notas que tu gato se rasca o sacude la cabeza más de lo normal, o si ves hinchazón, olor, secreción, o pérdida repentina del equilibrio, podría ser una señal de que algo anda mal con su audición. 

  • El sentido del olfato les ayuda a localizar presas o peligros, e incluso detectar cuando aparecen cosas nuevas en su entorno, como animales desconocidos.

Si tu gato estornuda con frecuencia, esto podría deberse a un virus de las vías respiratorias superiores. 

  • Los gatos son notoriamente quisquillosos con la comida, puesto que sus sentidos del olor y del gusto están entrelazados. Cualquier interés que muestre en la comida podría deberse a la textura, la temperatura o a cómo huele y no necesariamente a su sabor.

Si notas un cambio en los hábitos alimenticios de tu gato, podría deberse a problemas dentales. 

  • Los bigotes de un gato son su radar más potente y son muy sensibles al más mínimo contacto (sentido del tacto). Usan sus bigotes para monitorear su entorno y, aunque siempre asociamos los bigotes con la cara y la nariz de un gato, tienen grupos más pequeños de bigotes en el cuerpo, incluidas las patas.

Los bigotes de un gato se mudarán naturalmente al igual que su pelaje, pero no te sientas tentado a cortar los bigotes de tu gato, ya que podrías desorientarlo. 

 

6. Anímale a interactuar 

Comprender cómo interactuar con tu gato y reservar tiempo durante el día para jugar es importante. Entrenar o simplemente acurrucarse juntos marcará la diferencia en el bienestar de tu gato y de vuestro vínculo. Recuerda que los gatos son más activos por la mañana temprano y al anochecer, así que estos son buenos momentos para iniciar el juego. 

Aprende dónde acariciar a tu gato: a él le encanta que le acaricien la cabeza y alrededor de las orejas, ¡pero aléjate de sus patas y pezuñas! 

Cuando presentes a tu gato a otros animales y personas, hazlo gradualmente. Dale tiempo para presentarse a su ritmo y no lo obligues. Sabrás cuándo se siente feliz de interactuar cuando haga el primer movimiento hacia ti, se frote contra tu pierna o comience a ronronear o amasar. 

También es importante reconocer cuándo no quiere interactuar contigo. Asegúrate de que tenga muchos refugios o áreas donde tu gato pueda descansar sin ser molestado. 

No lo olvides: ¡los gatos son los que mandan en a casa, y un gato feliz equivale a un hogar feliz! 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?