¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo ayudar a los gatos cuando tienen que viajar: ¡23 consejos!

La mayoría de los gatos prefiere quedarse en su propio territorio por lo que tienen poca experiencia en viajes. También prefieren mantener siempre la misma rutina y saber que va a pasar a continuación… por eso no gestionan demasiado bien los cambios y especialmente si eso significa abandonar su hogar, su territorio.

Su día ideal es en el que pueden controlar el funcionamiento de la casa y / o el jardín, echarse siestas tranquilas cada vez que les apetece y tumbarse en su lugar favorito, en lo alto, al sol, viendo pasar las horas.

Si tenemos esto en cuenta, encontrarse en un trasportín, que les limita el acceso a las comodidades hogareñas y que además, vaya en un automóvil con muchos ruidos y olores diferentes, puede ser una experiencia estresante para los gatos.

¡Pero hay medidas que puedes tomar para ayudar a tu gato a sentirse tranquilo para viajar!

El transportín

  • Es importante que tengas el transportín adecuado para tu gato. Al igual que las camas en 'Ricitos de Oro y los tres ositos', no debe ser demasiado grande ni demasiado pequeño, ¡sino que tiene que tener el tamaño justo!

    El acceso también es importante. Tu gato debe poder entrar y salir fácilmente del transportín por su cuenta, por lo que será necesario elegir un transportín que satisfaga sus preferencias.

 

Ayuda a que tu gato se lleve bien con su transportín

  • No saques solamente el transportín cuando tu gato vaya a visitar al veterinario. Deja el transportín en casa para que se convierta en parte de su entorno habitual. Cuanto más se acostumbre tu gatito al transportín, más fácil será transportarlo. Sabemos que los gatos son curiosos y si el transportín está cerca todo el tiempo, sin duda tendrán que explorarlo y entrar y salir a su propio tiempo.
  • Hazlo atractivo dejando en el interior una manta cómoda, algunas golosinas y su juguete favorito.
  • Deja la puerta abierta para que puedan acceder al interior. Si se puede quitar la parte superior, puedes empezar dejando solo la base para que tu gato la explore. Cuando esté cómodo acostándose en ella, puedes colocar la parte superior, pero dejando la puerta abierta para que tu gato no se sienta atrapado.
  • Tenlo cerca durante su tiempo de juego, y si estáis jugando con un juguete tipo caña de pescar, intenta arrastrarlo a través del transportín.
  • Rocía FELIWAY Classic Spray dentro del transportín y también en la ropa de cama. Asegúrate de dejar 15 minutos entre la pulverización y el acceso de tu gato al transportín.
  • Una vez que tu gato se acostumbre a entrar y salir del transportín sin dudarlo, puedes cerrar la puerta durante unos segundos, alargando su tiempo dentro gradualmente.
  • El siguiente paso será levantar el transportín mientras está dentro y moverlo por la casa.
  • Vigila el lenguaje corporal de tu gato: si comienza a mostrar signos de ansiedad o incomodidad, detente y retrocede un paso.
  • Recompensa siempre a tu gatito por su buen comportamiento y por estar tranquilo.

como ayudar a los gatos durante viajes

El viaje

  • Prepara el automóvil con anticipación: rocía el área en la que estará el transportín con FELIWAY Classic Spray.
  • Trata de no alimentar a tu gato durante 2-4 horas antes de viajar, para reducir el mareo del viaje.
  • Si tienes más de un gato, cada uno debe tener su propio transportín. La excepción puede ser si viajas con una gata madre y gatitos jóvenes; en estas ocasiones, la gata madre podrá ayudar a mantener a los gatitos tranquilos.
  • Cuando tu gatito esté dentro del transportín, comprueba que esté bien asegurado antes de levantarlo. Hay que evitar que se abra accidentalmente.
  • Cuando lo lleves al automóvil, trata de no chocar con las puertas / paredes, y evita balancearlo demasiado (de lo contrario, puede sentirse como en una montaña rusa). Lo ideal es llevarlo debajo del brazo para que puedas apoyar la parte inferior del transportín, así se limita el balanceo.
  • Considera poner música en el coche, y quizás       la canción favorita de tu gatito. ¡La música clásica a menudo funciona muy bien!
  • Piensa en que parte del coche vas a poner el transportín. Se recomienda el espacio para los pies detrás de los asientos delanteros, es una zona estable y puede evitar movimientos bruscos durante las curvas o los frenazos. Puedes colocar también una toalla o una manta debajo del transportín para tratar de mantenerlo estable.
  • Si necesitas colocarlo en el asiento, asegúrate de que se mantenga nivelado. Asegura el transportín con el cinturón de seguridad. Es posible que debas colocar una pequeña cubierta sobre el transportín para ayudar a tu gato a tranquilizarse.
  • Evita los olores fuertes en el automóvil, como ambientadores o el tabaco. Los gatos tienen un olfato muy sensible (14 veces más sensible que los humanos) y los aromas fuertes en un espacio pequeño y cerrado pueden sobrecargar sus sentidos.
  • Conduce lo más suavemente posible y evita los frenazos bruscos.
  • Mantén el viaje lo más breve posible. No hagas paradas innecesarias.
  • ¡Habla con tu gato! Una voz amable y conocida le ayudará a calmarse. Si tienes pasajeros, pueden ofrecerle golosinas a través de las aperturas del trasportín, pero solo si a tu gato le apetece, de lo contrario, déjalo que se calme por su cuenta.
  • Ten a mano un kit de limpieza de emergencia en caso de que tu gato ensucie en el transportín. Así el viaje de vuelta no será desagradable.

Con un entrenamiento cuidadoso, tú y tu gatito podéis tener muchos viajes juntos. En coche, en tren… cualquiera que sea tu elección, asegúrate siempre de que tu gatito esté en forma, sano y feliz de viajar.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?