¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo alimentar a los gatos en un hogar con varios gatos

Si tienes más de un gato en tu casa o estás pensando en introducir un nuevo amigo felino en tu familia, te estarás preguntando si les gusta compartir sus boles de comida; después de todo, tus gatos se pueden llevar bien, por lo que parecería normal que compartieran sus recursos, ¿verdad? Desafortunadamente, no siempre es así, ¡ya que a la mayoría de los gatos no les gusta comer acompañados!

Todos los gatos son diferentes y, aunque a algunos de ellos la manera en que consumen su comida les puede ser indiferente, a la mayoría de los gatos domésticos les gusta comer solos al igual que a sus antepasados (como el gato montés africano, que cazaba para sobrevivir). Una actividad solitaria donde atrapaban comida solo para ellos mismos.

Por lo tanto, en los hogares con varios gatos (especialmente si hay tensión entre ellos), la forma en que se presenta la comida requiere consideración y puede influir significativamente en su comportamiento social. Si no se gestiona de manera correcta, puede contribuir al desarrollo de comportamientos problemáticos, dañar la relación entre los gatos y tener un impacto negativo en su bienestar.

¿A los gatos les gusta comer juntos?

En la naturaleza, los gatos tienen el control total de sus interacciones felinas y pueden elegir compartir un territorio con otros gatos, en muchos casos sin ningún problema (situación que sería ideal en un hogar donde cohabitan varios gatos). Para lograr un ambiente sano y estable, reflejar en casa esta situación natural de libre albedrío en el contacto con otros gatos, de la manera más adecuada posible, es esencial.

Gran parte del comportamiento social de los gatos ha cambiado a lo largo de los siglos a través de la domesticación, y los gatos domésticos ahora pueden vivir felices con otros gatos, humanos y con otros animales: comerán felices con otros compañeros si la comida y el refugio son suficientes para mantenerlos satisfechos. Sin embargo, si cada gato es responsable de su propia supervivencia, generalmente no estarán felices de compartir comida con otros gatos domésticos, exceptuando a los gatitos jóvenes. Si no hay suficiente comida para cada gato, la tensión aumenta y puede conducir a interacciones problemáticas entre ellos.

Alimentar juntos a tus amigos peludos los obliga a congregarse en la misma área y comer en el momento en que se sirve la comida, eliminando cualquier elemento de elección. Esta falta de control sobre su interacción es exactamente lo contrario de lo que ocurre en la naturaleza.

Un gato probablemente se sentirá incómodo comiendo muy cerca de otro gato y la competencia entre ellos a menudo aumentará, lo que llevará a comportamientos sociales antagónicos como silbidos, golpes y gruñidos, así como comportamientos más pasivos, como mirar fijamente  y bloquear el acceso a la comida, en detrimento del otro gato.

 

La competencia por los alimentos puede generar problemas

Esta situación también puede conducir a comportamientos problemáticos de alimentación como comer lo más rápido posible, intentar apartar al otro gato de su tazón de comida antes de terminar el suyo y/o dejar la comida antes de que haberse saciado. Esto, generalmente, induce a un estado emocional negativo y si esta interacción se repite en cada comida, podría extenderse a otras interacciones no alimentarias en otros momentos del día; la competencia por la comida puede aumentar el comportamiento territorial, como la agresión, alrededor del tazón de comida y/o en otros momentos. También es posible que los gatos marquen con orina dentro del hogar como un intento de recuperar cierto control sobre su territorio.

También pueden desarrollarse problemas relacionados con el estrés y la ansiedad, como ir al baño en lugares inapropiados, aseo excesivo y aumento del nerviosismo/falta de confianza, así como enfermedades físicas inducidas por el estrés.

Esta situación puede ocurrir tanto en hogares con varios gatos como cuando se introduce un gato adicional en el hogar. El consejo más habitual para introducir nuevos gatos en un hogar es alentarlos a comer juntos, considerando un signo de una relación positiva cuando lo hacen. Esta idílica situación es poco probable en un primer momento, y se debe hacer hincapié en permitir que el nuevo gato desarrolle su propio pequeño territorio dentro del hogar, con todas sus necesidades satisfechas en este espacio en términos de alimentos, agua y otras provisiones.

Las reuniones entre peludos se deben manejar con cuidado, dando a los gatos la oportunidad de interactuar si así lo desean, sin sentirse dentro de un conflicto por la comida.

4. Happy-Cat-Experts---Banners-Lucy-Hoile_image

Los mejores consejos para alimentar a los gatos en un hogar con varios gatos

Tanto cuando un gato nuevo llega a nuestra familia, como en los hogares con varios gatos, se pueden usar alimentos de alto valor nutricional y muy apetitosos, para ayudar a facilitar el desarrollo de una relación positiva al distraer a los gatos y evitar que las interacciones se vuelvan demasiado intensas.

Recompensaremos los momentos de calma.

La comida no debe usarse para obligarles a reunirse, sino para mantener a los gatos tranquilos y obtener un comportamiento alimenticio lo más natural posible.

 

Ten disponibles múltiples lugares para comer

Para mantener una relación positiva entre los gatos, se pueden colocar múltiples puntos de comida en áreas completamente separadas del hogar y proporcionar una gran cantidad de comida para que no se perciba como un recurso limitado. Piensa dónde preferiría comer cada gato en función de dónde pasa su tiempo, y asegúrate de colocar la comida en un área tranquila y de poco tráfico.

Aliméntalos con porciones pequeñas y con una frecuencia regular durante todo el día. Esto hará que adquieran hábitos de alimentación naturales, y reducirá los niveles de anticipación al tener alimentos una vez o dos al día.

Además, si tienes otros animales en el hogar (como un perro), asegúrate de que los tazones de comida de tus gatos estén colocados en una posición alta fuera del alcance del perro. De todos modos, ¡a los gatos les encanta encaramarse en lugares altos donde se sienten más seguros!

Piensa, también, en supervisar constantemente que los otros recursos (fuentes de agua, áreas de baño, áreas de descanso, poste de rasguño, juguetes, etc.) están siempre operativos. Asegurarse de que la interacción entre ellos sea en sus propios términos, reduce la tensión potencial, permitiéndoles interactuar cuando se sienten listos. De este modo es más probable que la interacción del gatito acabe siendo positiva.

 

¡El camino hacia un hogar feliz con varios gatos!

Dado el impacto en la salud física y mental de los felinos, hacer algunos cambios menores en la forma en que se alimentan puede tener una influencia positiva significativa en su bienestar y relaciones felinas. La ausencia de comportamientos problemáticos y el desarrollo de un vínculo positivo entre los gatos pueden hacer que la vida de una familia con varios gatos en el hogar sea una experiencia mucho más agradable.

Para ayudar a tus amigos felinos a sentirse más relajados y cómodos, utiliza FELIWAY Optimum en cada uno de los territorios de tu gato dentro del hogar. FELIWAY Optimum ayuda a los gatos con más signos de estrés, en más situaciones, y calma a los gatos mejor que nunca.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?