¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo educar a un gatito y qué es lo que tu gato necesita aprender

Contrariamente a la creencia popular, es posible educar a un gatito. Los gatos son muy inteligentes y, aunque independientes, les encanta interactuar con las personas y seguir las normas de la casa, especialmente si se les enseña desde una edad muy temprana. Lo mejor es que la educación de tu gatito empiece en cuanto lo traigas a vivir contigo.

Cómo educar a un gatito y qué es lo que tu gato necesita aprender



¡La educación ayuda a tu gato a mantenerse activo tanto física como mentalmente! Además, enseñar y jugar con tu gatito puede ser muy gratificante, ¡para los dos!

Como en cualquier otro entrenamiento de animales, la recompensa es la clave. Cuanto más alabes y recompenses a tu gatito durante el entrenamiento, es más probable que repita la acción cuando se le ordene. Las recompensas de comida funcionan bien para reforzar los comportamientos y les proporciona diversión, ¡al igual que alabar y dar mimos a tu gatito cuando reacciona positivamente!

Edúcale solo con métodos positivos basados ​​en recompensas; nunca grites o reacciones negativamente hacia tu gatito si las cosas no van como a ti te gustaría. Esto solo le asustará y no querrá seguir jugando.

¿Qué cosas puedo enseñarle a mi gatito?

Hay unas cuantas cosas que puedes enseñar a hacer a tu gato. Por ejemplo, puedes educarle para:

  • Venir cuando le llames
  • Estar tranquilo y feliz en su transportín, lo cual es ideal para esas veces en que lo llevas al veterinario o viajáis
  • Ser sociables y felices interactuando con otras personas y animales
  • Disfrutar siendo abrazado y ser feliz cuando lo cojas en brazos
  • Más entrenamientos creativos, como jugar a traer la pelota
  • Arañar en su rascador

Feliway Cómo educar a un gatito

12 Consejos para educar a tu gatito

La educación de un gato se basa en la repetición, la constancia, la positividad y la paciencia.

  1. Tus sesiones de entrenamiento deben ser cortas y solo debes enseñarle un truco cada vez. Se sentirá confuso si intentas enseñarle un montón de cosas a la vez y es muy posible que se aburra si persistes en ello más de 10 minutos.
  2. ¡Entrena a tu gato cuando tenga un poco de hambre! De esta manera, será más probable que responda si hay el premio son golosinas o comida.
  3. Siempre que tu gato obedezca una orden, ¡dale un pequeño regalo! De esta forma desarrollará una asociación positiva con la tarea.
  4. ¡Ten en cuenta la dieta de tu mascota y ten cuidado de no sobrealimentar a tu gato con golosinas! Si tu gatito tiene comida seca, un buen truco es usar parte de su cantidad diaria como un premio por su entrenamiento. Así, no se desperdiciarán algunas pepitas de su tazón cuando se trata de la hora de comer, ¡y sabrá que no se le está sobrealimentando!
  5. Repite el ejercicio de entrenamiento una y otra vez, usando las mismas órdenes todo el tiempo.
  6. Usa una voz suave y alentadora y felicita a tu gatito cuando lo haga bien, diciéndoselo y acariciándolo. De esta manera, tu mascota también se acostumbrará a que la toquen. Después de todo, a todos nos gustan los abrazos de gatitos.
  7. Nunca castigues a tu gatito si no entiende lo que le enseñas enseguida. Ten paciencia y vuelve a intentarlo de nuevo con las mismas tácticas. Si gritas o castigas a tu mascota, se asustará y te asociará a ti y al entrenamiento como algo negativo.
  8. A algunas personas les funciona usar un clicker. Si llamas a tu gato, haz clic y recompénsale cada vez que responda a la llamada. Pronto lo asociará correctamente. Este método se puede usar para entrenar a tu gato para que se siente cuando se lo pidas o cuando le llames.
  9. Para el entrenamiento con el transportín, anima a tu gato a disfrutar de él tan pronto como lo traigas a casa. Es importante que se acostumbre a entrar al transportín sin estresarse. Coloca comida dentro, con la puerta abierta y simplemente déjalo donde está, ayudará a tu gatito a verlo como un lugar seguro y familiar. De esta manera, cuando necesites llevar a tu mascota de viaje, se meterá en el transportín voluntariamente.
  10. Para empezar, manipular o coger en brazos a un gatito puede ser un poco complicado, ya que puede que no le guste que le abracen de forma demasiado entusiasta o que desconfíe de los extraños y los niños. Sé paciente y practica durante tiempos cortos, con diferentes formas de sostenerlo. Nunca obligues a tu gatito a quedarse en tus brazos o regazo. Si es libre de saltar cuando quiera es más probable que regrese, cuando él considere oportuno, claro. Es importante asegurarse de que otras personas también sepan cómo cogerlo en brazos.
  11. Si quieres que tu gatito sea sociable, acostúmbrale a sonidos, animales y situaciones distintas lo antes posible. Si ya tienes otra mascota en casa, haz las presentaciones muy lentamente. A veces a través de una ventana o de una puerta parcialmente abierta, el entrenamiento funciona mejor para que se encuentren cara a cara al principio. Supervisa y controla las presentaciones muy de cerca y prepárate para intervenir si no se llevan bien de inmediato: después de algunos breves encuentros pueden aprender a vivir en armonía.
  12. Educa a tu gato para usar un rascador en lugar de tus muebles. Esto os ahorrará estrés y le dará a tu gatito su propio espacio para su disfrute.

Feliway Cómo educar a un gatito (2)

Comienza a entrenar a tu gatito a una edad muy temprana y pronto cosecharás las recompensas de tener una bolita de pelo cariñosa en casa.

Para mejorar el proceso de aprendizaje, usar un difusor FELIWAY CLASSIC ayudará a tu gatito a sentirse más cómodo. FELIWAY CLASSIC lanza mensajes reconfortantes y está científicamente comprobado que crea un ambiente tranquilo, perfecto para nuevas situaciones y entrenamientos.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?