¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo elegir el transportín adecuado para tu gato

Pasear libremente y tomar sus propias decisiones, ¡eso es lo que les gusta hacer a los gatos! Pero hay ocasiones en las que necesitas poder transportarlos y llevarlos lejos de su territorio (como un viaje al veterinario), por lo que es importante que tu gato esté familiarizado con su medio de transporte. Y también es primordial que elijas el transportín adecuado para él.

Conseguir el transportín adecuado para tu gato es importante por varias razones:

  • A los gatos les gustan los espacios acogedores y cerrados, por lo que acostumbrarlos a un transportín a una edad temprana les ayudará a adaptarse.
  • Una vez que tu gato acepte el transportín, cualquier viaje será menos estresante para él.
  • Un transportín los mantendrá seguros mientras viajan en un coche o en transporte público.
  • Viajar en un transportín reduce el riesgo de lesiones si, por ejemplo, necesitas hacer una parada de emergencia

Cómo elegir el transportín adecuado para tu gato

Como elegir transportin gatos 1

Tipos de transportín

¡Existe una amplia variedad en el mercado, y elegir el correcto puede parecer complejo! El transportín ideal para gatos debe:

  • Ser ligero pero fuerte. Puede ser que parezca ligero por sí solo, pero recuerda que lo debes poder llevar confortablemente junto con tu gato y sus accesorios dentro.
  • Tener fácil acceso para permitirte coger a tu gato de forma segura y sin que se pueda escapar.
  • Permitir un buen flujo de aire para mantener cómodo a tu gatito.
  • Ser fácil de limpiar.

Los pros y los contras de los diferentes tipos de transportines:

  • De plástico duro: generalmente son muy duraderos y fáciles de cerrar. Existen en una gran variedad de tamaños y son fáciles de limpiar si están sucios. Los que tienen un acceso superior y frontal son muy cómodos, ya que te permitirán coger al gato desde arriba, y también dejarán que él entre y salga por su cuenta desde el frente.
  • De alambre: son muy duraderos, pero generalmente tienen un solo acceso, levantando la tapa. No son tan acogedores para tu gato, ya que son muy abiertos, aunque puedes cubrirlos con una manta para hacer que tu gato se sienta más cómodo y protegido.
  • Blandos: son menos voluminosos que los soportes de plástico y posiblemente más ligeros de transportar. Sin embargo, pueden ser más difíciles de limpiar si tu gato lo ensucia; y pueden ser dañados si tu gatito decide probar sus garras en él.
  • Con ruedas: si el transporte es un problema para ti, los transportines rodantes pueden ser una buena opción. Ten en cuenta que pueden ser difíciles de limpiar y la vibración / sonido de las ruedas puede ser molesto para tu gato a medida que lo arrastras.
  • De cartón: estos transportines deben considerarse una opción temporal, ya que a menudo son pequeños en tamaño y no son muy seguros (los gatos pueden escapar muy fácilmente, y la estructura se debilita rápidamente si tu gato decide hacer sus necesidades dentro).Como elegir transportin gatos 2

Características del transportín.

Como para muchos gatos la mayoría de los viajes van a ser al veterinario, es una buena idea considerar qué transportín se adaptará a estas visitas:

  • Peso: recuerda tener en cuenta el peso de tu gato, ya que debes ser capaz de llevarlo junto a ti.
  • Accesibilidad: un transportín con una sola puerta limitará tus opciones de acceso a tu gato. Tener una puerta superior y una puerta frontal / lateral (que sean bloqueables) te dará la capacidad de coger a tu gato con comodidad y de permitirle entrar y salir por su cuenta.
  • Parte superior extraíble: un transportín al que se le puede quitar la parte superior, dejando que tu gatito permanezca dentro, será beneficioso porque el veterinario podrá examinarlo en un lugar familiar.
  • Fijaciones: recuerda que los gatos son criaturas astutas y a veces pueden averiguar cómo abrir puertas y armarios, así que cerciórate de que las fijaciones del transportín sean seguras y a prueba de gatos. También considera el ruido que hacen: es menos probable que los cierres suaves asusten a tu gato. Algunos transportines pueden tener cremalleras o cierres de velcro, y algunos gatos son especialistas en escapadas a través de estos sistemas.

 

¡El tamaño importa!

Ni muy grande, ni muy pequeño, lo justo: debes asegurarte de que tu gato pueda ponerse de pie, sentarse y darse la vuelta en su transportín. Si es demasiado grande, tu gato puede deslizarse por dentro; si es demasiado pequeño, se sentirá apretado y atrapado.

Averigua el tamaño aproximado que tendrá tu gato cuando sea adulto: ten en cuenta su raza y el tamaño de sus padres. Cuando tu gatito todavía sea pequeño, puedes rellenar el transportín con mantas, de ese modo no resbalará, y tendrás tu transporte listo para durar toda la vida.

Como elegir transportin gatos 3

¡Hazlo atractivo para tu gato!

En primer lugar, es importante mantener a tu gato tranquilo mientras viaja para evitar el estrés y las lesiones, y la mejor manera de hacerlo es asegurarse de que el transportín atraiga a tu gato, para que disfrute de la experiencia.

  • Presenta el transportín a tu gato a una edad temprana.
  • Hazlo parte de su territorio para que se convierta en una pieza normal del mobiliario para ellos. Recuerda, a los gatos no les gustan los cambios y serían muy cautelosos con un transportín que solo aparece cuando necesitas sacarlos.
  • Permite que tu gato acceda al transportín a su propio ritmo. Déjalo cerca con la puerta abierta y atráelo haciéndolo cómodo con una manta acogedora y tal vez algunas golosinas. Déjalo ir y venir como quiera, para que se sienta cómodo usándolo y se convierta en un área segura para él.
  • Cuando entre en el transportín, intenta cerrar la puerta por períodos cortos de tiempo, para que se acostumbre a que se cierre.
  • Dentro de casa, cuando tu amigo peludo esté dentro de su nuevo transportín, probad a hacer pequeños desplazamientos para que se acostumbre a los movimientos de su nuevo medio de transporte.

Al viajar:

  • Rocía el transportín y la ropa de cama con FELIWAY Classic Spray 15 minutos antes de salir. No uses el spray directamente sobre tu gato. FELIWAY Classic Spray ayuda a calmar y reducir el estrés durante los viajes, al tiempo que proporciona apoyo adicional en el hogar.
  • Si hay varios gatos en tu hogar, designa un transportín para cada uno de ellos, en lugar de tratar de transportarlos juntos en un transportín grande. Incluso si tus gatos viven en perfecta armonía, viajar muy cerca podría afectar su relación y ponerlos ansiosos en el viaje.
  • Coloca una golosina o su juguete favorito dentro del transportín para animarlo a entrar.
  • Al llevarlo, evita balancear el transportín mientras lo llevas o golpearlo contra los muebles. ¡A nadie le gusta encontrarse en una montaña rusa por sorpresa!
  • Sigue hablando con tu gatito con una voz suave y tranquila durante el viaje para tranquilizarlo.
  • Si muestra signos de estrés, coloca una cubierta sobre la parte superior del transportín, asegurándote de que el flujo de aire no se vea afectado.
  • Conduce suavemente y trata de evitar frenazos bruscos.
  • Elogia a tu pequeño si se porta bien, y no lo castigues si muestra signos de estrés.

 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?