¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo hacer que tu gato se acurruque en tu regazo – 9 consejos

¿Hay algo más agradable que acurrucarte con tu gato hecho un ovillo en tu regazo?

Sin embargo, no todos los gatos se muestran así de despreocupados y cariñosos en el regazo de sus dueños de forma natural. Los felinos son criaturas independientes y el tiempo que pasen contigo lo harán a su manera. Por eso, unas veces pueden sentirse felices en tu regazo, y otras solo preferirán sentarse cerca, en una alfombra, en un lugar alto, o escondidos a su aire.

Es importante recordar que algunos gatos nunca querrán ser gatos falderos (sí, como se llama a algunos perros) y mimosos, ¡y eso es perfectamente normal! Sin embargo, si quieres animar a tu gatito a que pase tiempo cerca de ti, vamos a darte algunos consejos que pueden ayudaros a ambos a establecer un vínculo más estrecho y también a educar a tu gatito para que pueda ser más cariñoso.

1.    Empezad cuanto antes

Si acabas de adoptar a un gatito muy joven, ¡genial! Este es el mejor momento para construir vuestro vínculo y animar a tu nuevo amigo a sentirse seguro y bienvenido. En esta etapa, deja que tu gatito explore su nuevo hogar a su ritmo.

Cuando se acerque a ti, manéjalo con cuidado y delicadeza para que se acostumbre a tu olor y a la sensación de tus manos.

Cuando se te acerque por su cuenta mientras estás sentado, trátalo con caricias y háblale con calma. Pronto aprenderá que tu regazo es un lugar donde siempre recibirá atención, cariño y juego.

1. Como hacer que tu gato se acurruque en tu regazo_3

2.    Nunca le obligues a hacer algo que no quiera hacer

¡No le obligues a sentarse en tu regazo! Si lo que quiere es escapar, déjale. Si intentas retenerle, solo conseguirás que quiera alejarse aún más y no quiera volver a acercarse a ti durante un tiempo.

 

3.    Construye una relación con tu gatito

¿Así que tu gato y tú sois los mejores amigos? Si es así, estáis en un momento ideal para animarle a acercarse a ti y subirse a tu regazo. Mantén una rutina juntos: reserva un rato cada día para jugar y otro para relajaros. Así, tu gato confiará más en ti y disfrutará más de tu cercanía. ¡También ayuda si eres tú quien acostumbra a darle de comer todos los días!

 

4.    Crea un entorno seguro

Si tu gato se siente feliz y seguro en casa y a tu lado, es más probable que también quiera sentarse contigo. Para promover esa seguridad cuanto quieres que se acomode en tu regazo, asegúrate de disponer de cosas que le gusten. Prueba cubrir tus piernas con una manta acogedora y ten a mano algunos juguetes para gatos para que tu mascota se sienta más a gusto contigo.

Prueba a sentarte en el suelo con él para jugar con sus juguetes y deja que se suba encima de ti, si quiere. A los gatos les encanta jugar a perseguir, así que un juguete con cuerda os proporcionará a ambos muchísima diversión… ¡y también cansancio!

Habla a tu gato con voz calmada y suave. Dale chucherías y premios cuando se acomode en tu regazo durante un rato.

¡Es muy importante que recuerdes que tiene que ser a su propio ritmo y al de nadie más!

 

5.    Elige el momento adecuado

Si tu gatito acaba de despertarse de la siesta, querrá estirarse y hacer algo de ejercicio. Precisamente este no será un buen momento para pedirle que se acurruque contigo. No obligues a tu gatito a que se esté quieto cuando esté distraído y quiera marcharse a explorar por su cuenta.

En lugar de eso, espera hasta que a tu amigo de cuatro patas se quede “sin batería” por haber estado corriendo o jugando en casa. Después de tanta actividad y de haber comido, es probable que esté listo para descansar. Es entonces cuando tu colega felino estará más dispuesto a relajarse contigo y acurrucarse en tu regazo.

 

6.    Usa su manta favorita

A los gatos les gustan los olores que les son familiares, así que para alentar al tuyo a acercarse y a mostrarse más cariñoso, pon su manta favorita en tu regazo y anímalo a acostarse sobre ella. De este modo, podrá relajarse y sentirse más cómodo.

 

7.    Usa premios

El “soborno” a veces puede funcionar. Si tu gatito se muestra poco interesado a sentarse en tu regazo, ten algunas golosinas para gatos a mano. Coloca un pequeño rastro de chuches en el suelo para que lo siga. Este rastro debe acabar en tu regazo. Así, se animará a subir a tus piernas y puede descubrir que disfruta de los premios… ¡y también de las caricias!

1. Como hacer que tu gato se acurruque en tu regazo_2

8.    Encuentra su punto débil

Acaricia a tu gatito solo en las zonas donde él se sienta cómodo cuando le toques, suelen encontrarse a lo largo de su cuello y del lomo. Evita zonas que es más probable que le desagrade que le toquen, como su boca, estómago, las patas/uñas. Sabrás que has encontrado su punto débil cuando comience a relajarse y ronronear. Si comienza a retorcerse para escapar, no le retengas y permite que se vaya cuando quiera.

 

9.    Ayúdale a que se sienta seguro y tranquilo

Haz que tu casa sea un lugar acogedor para tu gatito. Un ambiente tranquilo le ayudará a que se sienta relajado y pueda mostrarse más cariñoso contigo. El difusor FELIWAY Classic, enchufado donde tu gatito pase la mayor parte del tiempo, puede ayudar a crear un ambiente feliz y relajante para tu gato, gracias a los mensajes de felicidad que va liberando lentamente con el objetivo de mejorar su salud y su felicidad.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?