¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Cómo jugar con tu gato? ¡5 actividades divertidas!

¿Alguna vez has visto a tu amigo felino entretenerse en el jardín o en la terraza?, ¿da golpecitos a una hoja que mueve el viento, persigue un insecto, trepa por donde puede y se esconde listo para saltar? Es lo que hicieron sus antepasados en la naturaleza, aunque en ese momento no solo jugaban, era su estrategia para sobrevivir. 

Nuestros preciosos gatos conservan estos instintos y ahora, estas actividades son las que mantienen a nuestros gatos activos y mentalmente estimulados. Aunque a veces perseguirán y atraparán presas de peluche o de cuerda … ¡Y se sentirán muy satisfechos consigo mismos por sus comportamientos de caza! 

Aprovechemos estos instintos para jugar con nuestros gatos. Realizar actividades divertidas juntos no solo fortalecerá vuestro vínculo, también mantendrá estimulado física y mentalmente a tu amigo felino. 

Cómo jugar con tu gato  

Te proponemos 5 actividades con las que podrás estimular y disfrutar observando sus comportamientos de caza. Ten en cuenta que las sesiones de juego deben ser cortas para que tu gato no pierda el interés. 

La duración y el momento ideales son: no más de 15 minutos y a primera hora de la mañana o al anochecer, que es cuando están más activos. La categoría biológica de los animales que son más activos al amanecer y al anochecer se llama “crepuscular”, y los gatos entran en ella.  

A menos que tengas ganas de jugar por la mañana temprano, seguramente quieras programar horas de juego regulares al anochecer. 

 

5 actividades divertidas que sacan partido a su instinto natural 

1. Buscar  

Tu gato siempre querrá jugar al escondite. Esconde su juguete favorito detrás de un cojín para que lo encuentre o mete unas croquetas de pienso dentro de un tubo de cartón para que lo busque. Esto reforzará el juego positivo, ya que sabrá que al final encontrará algo rico que comer. 

¡También puedes ser tú el que se esconda para que te encuentre! Si te escondes y le llamas, lleva contigo algunas golosinas para recompensar a tu gato cuando te encuentre, así le animas a repetir el juego. Este juego también es útil para que aprenda a “responder” cuando le llamas. ¡Es un juego con doble beneficio! 

 

2. Acechar 

A los gatos les encanta acechar. Recuerda que la "presa" del juego debe moverse de manera impredecible: a veces arrastrándose lentamente por el suelo, a veces lanzándose o saltando un obstáculo. Un ratón de juguete en el extremo de una cuerda ayudará a tu gatito a imitar sus instintos acechadores. Verás cómo se arrastra por el suelo lentamente hasta encontrar una buena posición para abalanzarse sobre su presa. 

Cuando uses un juguete parecido a una presa con tu gato, imita el comportamiento de la presa. Por ejemplo, la presa no se acercaría a tu gato, así que no le acerques demasiado el juguete. Tu gato no distingue bien un objeto a 30 cm (ahí es cuando sus bigotes súper sensibles entran en juego) así que coloca su “presa” a una distancia donde pueda acecharla y verla cuando comience a moverse. Tendrá más emoción si está parcialmente escondida detrás de los muebles. 

 

3. Salto de ataque 

Observa a tu gato: acechará y se agachará en el mismo lugar durante unos segundos antes de saltar al ataque. No confundas su tiempo de espera con desinterés: está evaluando cuidadosamente la situación y se abalanzará cuando crea que es el momento adecuado. 

 

4. Perseguir 

Una pelota de ping-pong que rueda por el suelo es una gran atracción para un gato. Una vez que la alcance, probablemente le dará palmaditas para que se aleje y siga con la diversión de perseguirla. Algunos gatos disfrutan persiguiendo una pelota cuando cae rebotando por unas escaleras. Tu gatito hará mucho ejercicio de escalada con este juego. Es muy divertido verlos intentar atraparla cuando rebota de forma imprevisible hacia abajo. 

 

5. Atrapar al vuelo 

Una caña con un juguete que cuelga, y que pueda alcanzar cuando se ponga sobre sus patas traseras, es un gran juego de captura. Para que el juego funcione y se divierta, debes permitir que tu gato lo "atrape" con sus patas. Si el juguete está demasiado alto y fuera de su alcance, en seguida se frustrará y dejará de jugar. 

 

Cosas que debes recordar y tener en cuenta cuando juegues con tu gato 

  • Todos los gatos son diferentes y lo que funciona para un gato podría no funcionar con otro. Utiliza el método de ensayo y error…os divertiréis juntos viendo que os gusta y que no.  
  • Los gatos suelen preferir los juguetes que se mueven. Hay veces que el mismo juguete, si lo mueves tú, le parecerá interesante; pero si lo tiene por el suelo, sin más, puede que no le haga ningún caso. 
  • Si tienes más de un gato en casa, reserva un tiempo de juego para cada uno, de forma individual. 
  • Cuando tu gato no tenga ganas de jugar, no lo fuerces a hacerlo. A los gatos les gusta tomar sus propias decisiones. También son criaturas de costumbre, así que programa tiempo de juego en su rutina diaria. 
  • Termina vuestras sesiones de juego con una nota positiva. Por ejemplo, con tu gato "atrapando" el juguete o encontrando una golosina. 
  • Tira los juguetes que estén rotos y comprueba si hay peligros potenciales, como las cuerdas, las gomas... Está bien jugar con cuerdas cuando tu gato está bajo supervisión, pero llegan a ser un peligro real si se enreda en ellas o intenta comérselas. 
  • Cuando termines la sesión de juego, guarda los juguetes que compartís para que no se aburra de ellos. Así mantendrá su interés y asociará los juguetes a vuestro tiempo de juego. Sí que es recomendable dejarle un juguete diferente, como una pelota, mientras tú estás ocupado. 
  • Cambia regularmente sus juguetes. Haz que las sesiones de juego sean diferentes, siempre alrededor de sus instintos naturales: un día jugáis al escondite, otro perfecciona sus habilidades de acecho… 
  • Recuerda que a medida que crecen, cambia la forma de jugar en los gatos. Los más jóvenes tendrán más energía (e interés) en el tiempo de juego, pero los gatos mayores preferirán que su tiempo de relajación contigo incluya el aseo, un masaje en la barriga o un juego más suave durante menos rato. 
  • No uses las manos o los pies como juguetes. Puede que te resulte muy mono cuando tu gato es pequeño y sus mordiscos no sean fuertes, pero a medida que crezca, se volverán más fuertes y dolorosos. Es especialmente importante que los miembros más jóvenes de la familia tengan esto en cuenta. 
  • No es necesario gastar mucho dinero en juguetes. Los gatos adoran las cajas de cartón, las botellas de plástico, los tubos de cartón y los ovillos de hilo o lana. Una caja de cartón se puede convertir en una cama cómoda, un escondite o una guarida con un poco de imaginación, ¡y tu gato te adorará a ti! 
  • Combina el tiempo de juego con el entrenamiento. Enseñarle a tu gato algo que de otra manera podría parecerle un reto (como mantener su aseo o que entre en el transportín) podría convertirse en un juego divertido. Si lo combinas en una sesión de juegos, valdrá la pena. 
  • Los gatos no quieren jugar cuando se sienten ansiosos o estresados. Para asegurarte de que tu gato se sienta relajado y feliz, usa FELIWAY Optimum en casa. Así crearás un ambiente de serenidad mejorada, por lo que vuestras sesiones de juego podrían convertirse en un hábito más agradable todavía. 

 

Juguemos limpio: ¿Qué juguetes les gustan a los gatos? 

Hay una serie de cosas que pueden influir en si un gato jugará con un juguete o lo ignorará. Influyen la forma y el tamaño, cómo huele, cómo se mueve o si hace ruido o no. 

A los gatos generalmente les gustan los juguetes que: 

  1. Se mueven rápida e impredeciblemente: hay algunos juguetes electrónicos interactivos increíbles para gatos.
  2. Imitan a su presa, sobre todo si se parece a un ratón. 
  3. Tienen diferentes texturas, como los juguetes de retales. 
  4. Hacen ruido, pero no de los que les asustan. Un cascabel o un zumbido bajo, como una mosca o una abeja son perfectos. 

Recuerda: los gatos necesitan sentirse con ánimos de interactuar. Si hay algo que les haga sentir inquietos o ansiosos, no querrán unirse a la diversión. 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?