¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

9 Consejos Para Presentar a Gatos y Bebés

¡Asegúrate de una feliz llegada! Sabemos que los gatos y los bebés pueden llevarse perfectamente bien, pero cuando lleves a tu bebé a casa por primera vez, quizá encuentres que tu gato se siente un poco estresado si no lo preparas antes para el encuentro.

No lo olvides, tu amigo peludo ha sido el centro de tu atención durante este tiempo. La preparación para la llegada de un nuevo humano es tan importante para él como preparar la llegada de otro gatito a casa.

La manera en la que tu gato reaccione a una nueva llegada depende mucho de su edad, temperamento, genética y también de su experiencia con bebés o niños, así que es sensato tener todo esto en cuenta para prepararlo adecuadamente.

1. Planéalo bien antes de que llegue el bebé

Tan pronto como sepas la inminente llegada de unos pequeños pies al suelo de tu hogar, empieza a prepararlo todo.  Por supuesto, estarás preparándote para tu nuevo bebé pero también debes preparar a tu gato para la nueva llegada.

Enséñale a tu gato los nuevos muebles, los juguetes, los sonidos y olores que entrarán en casa. Podría causarle confusión porque todos sabemos que a los gatos no les gustan demasiado los cambios. Cuanto antes empieces a introducirle en el nuevo entorno, más tiempo tendrá tu mascota de acostumbrarse a él.

 

2. Cuidado con la arena de gato durante el embarazo

No hay problema en rodearse de gatos durante el embarazo. Sin embargo, las mujeres embarazadas no deberían encargarse de cambiar la arena de los gatos. En la medida de lo posible, deberían evitar el contacto con ella porque podría causar problemas de salud.

Los gatos son animales limpios, siempre se están acicalando. Sin embargo, asegúrate de llevarlos al veterinario lo antes posible si se ponen enfermos o agarran alguna infección.

Feliway Consejos para introducir gatos y bebes

3. Acostumbra a tu gato a los sonidos de bebés

Los nuevos sonidos en casa podrían perturbar a tu gato, así que prepáralo gradualmente para la nueva llegada reproduciendo grabaciones de un bebé llorando o parloteando. Para comenzar, introduce los sonidos lentamente, a un volumen bajo. Aumenta el volumen una vez observes que tu gato se está acostumbrando a ellos.

 

4. Introduce objetos y olores de bebé

Todavía no estamos hablando de pañales para bebés, pero como el sentido primario de un gato es el olor, prueba a usar un poco de los productos para bebés: jabones, champú, lociones infantiles… para que tu gato se acostumbre a ellos. Se trata de unir esos olores extraños a su olor familiar, su olor “seguro". De esa manera, cuando llegue tu bebé, para tu gato este olerá de manera “normal”.

A los gatos les gustan los objetos conocidos en su entorno, así que intenta introducir cosas nuevas como cunas, tronas y carritos gradualmente. Dale tiempo a tu gato para que se acostumbre a estos, pero de uno en uno. Así no se confundirá ni se inquietará. Si comienzas con este proceso mucho antes de la llegada del bebé, tu gato habrá explorado y aceptado los nuevos elementos que poblarán vuestro hogar.

 

5. Asegúrate de que tu gato está en forma, sano y feliz

Es bueno que tu veterinario revise regularmente a su amigo felino, pero es particularmente importante cuando viene un nuevo bebé a casa.

Asegúrate de que tu gato está libre de pulgas y gusanos. Si crees que está resfriado o con dolor, debes hacer que lo revisen. Si comienza a rociar u orinar en la casa, podría ser una señal de que está preocupado por los cambios en el hogar y de que se siente especialmente inquieto.

Mantén la misma rutina para alimentar y jugar con tu gatito antes y después de que llegue el bebé, pero si necesita hacer cambios en su día a día puede que tengas que poner sus recipientes de comida y agua en alto.

 

6. Primer contacto 

Aunque será muy emocionante cuando vuelvas a casa con tu flamante bebé, también puede ser un momento muy estresante para tu gato porque la mayor parte de tu atención se dirigirá al bebé. Sin embargo, trata de pasar también momentos con tu gato. ¡Tómate un tiempo para estar solo con tu gatito para que sepa que aún lo quieres y que es una prioridad para ti!

Es posible que el gatito se esfume a su “área segura” durante todo el alboroto y la emoción, pero una vez que las cosas se calmen saldrá de su escondite y comenzará a explorar las novedades por su cuenta.

Permítele investigar al bebé bajo tu supervisión. De esta manera se adaptarán gradualmente. Sin embargo, nunca dejes al bebé a solas con tu gato en la misma habitación.

 

7. Dale a tu gato un refugio seguro

Tu hogar abrirá las puertas muchas veces cuando traigas a tu nuevo bebé a casa. ¡Tendrás muchas visitas! Si tu gato es sociable es posible que no se preocupe por esto, pero si tiene un carácter nervioso puede asustarse un poco y sentirse abrumado.

Para evitar esto, asegúrate de que tenga un lugar al que pueda retirarse a solas: un rincón tranquilo alejado del ir y venir de personas. Puede ser una habitación aparte donde pueda acurrucarse hasta que la paz vuelva a casa. Asegúrate de que tenga golosinas y premios a su alcance y que su recipiente del agua esté cerca. Si tu minino se ausenta por un período de tiempo, asegúrate de que también tenga una bandeja de arena disponible junto con algunos juguetes y un rascador para mantenerse ocupado.

 

8. Mantén separados los juguetes del bebé y los del gato

 ¡Los juguetes para bebés y juguetes para gatos son increíblemente parecidos! Todos son suaves y tiernos, chirrían y hacen más ruidos, por lo que no es sorprendente encontrar a un gato jugando con el juguete de un bebé y viceversa.

Trata de mantener los juguetes del bebé en alto fuera del alcance de tu gato y mantén los juguetes del gato aparte. Deja solo unos cuantos o llévaselos a tu gatito. De paso, te agradecerá que juegues con él.

 

9. Rutina de higiene

Envuelve y retira los pañales sucios y húmedos inmediatamente para que no dejen olores. Si los deja sin recoger, tu gato puede estresarse por los olores fuertes o tratar de marcar su territorio rociando o ensuciando esa zona, ¡es mejor evitarlo!

Asegúrate siempre de que todos se laven las manos con agua y un jabón antibacteriano antes de coger al bebé, especialmente si antes han estado jugando con el gato.

 

Seguir los pasos anteriores será de gran ayuda para las presentaciones entre tu nuevo bebé y tu gato. Para más tranquilidad, usa el difusor FELIWAY CLASSIC. Así ayudarás a que la preocupación y el estrés de las nuevas situaciones disminuyan en tu gato y así tu amigo felino disfrutará de comodidad constante junto a ti.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?