¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Estás pensando en contratar a un cuidador de gatos? Hay 11 cosas que debes saber

todos nos gusta tomarnos un descanso y romper con la rutina, ya sean unos días o unas vacaciones largas. A nuestros gatos no les emocionan tanto los cambios, están bastante contentos quedándose en su propia casa y seguir con su rutina habitual. De hecho, a los gatos la rutina les encanta y son reacios al cambio. 

Así que, si tienes que marcharte durante un tiempo, ¿cuáles son tus opciones y cuáles serían las mejores para ayudar a tu gatito a sobrellevar la situación? 

  1. Si solo vas a estar fuera de casa durantehttps://blog.feliway.com/es/cuanto-tiempo-dejar-solo-gatos una noche, un gato adulto podría quedarse solo este corto período, siempre y cuando tenga sus recursos (agua, comida, diversión, lugares seguros…) disponibles hasta que regreses a casa. 
  2. Puedes contratar una estancia en una residencia donde serán atendidos por personal cualificado. 
  3. Llevarte a tu gato de vacaciones contigo, también puede ser una opción. 
  4. O bien, puedes estar considerando contratar un cuidador de gatos. 

Si estás pensando en elegir un cuidador de gatos, ¡hay algunas consideraciones que deberás tener en cuenta para que tu gatito se quede con la persona perfecta!  

¿Estás pensando en contratar a un cuidador de gatos? Hay 11 cosas que debes saber 

Contratar los servicios de un cuidador de gatos puede ser una excelente manera de garantizar que tu gato esté atendido mientras no estás. Tu gato podrá mantener sus amadas rutinas y sus comodidades hogareñas. 

En cualquier caso, inevitablemente, habrá cambios. El principal es que no estarás cerca y será alguien diferente quien cuide de él.

Los buenos cuidadores de gatos a menudo tienen su agenda repleta, especialmente durante los períodos de vacaciones, por lo que es recomendable planificar con anticipación y reservar sus servicios en cuanto concretes tus vacaciones. 

 

Elegir al cuidador de gatos perfecto 

Es importante que el candidato a cuidar de tu amigo peludo os haga una visita antes de cerrar ningún acuerdo. De ese modo podrá conocer a tu gatito en su entorno. Esta visita te dará la oportunidad de hablar sobre tu gato, pero también de mostrarle dónde está todo lo que tu minino necesitará en tu ausencia. Aunque, lo más importante de esta reunión, será ver al cuidador y a tu gato juntos… ¿habrá chispa?  

Si ya tienes claro que un cuidador de gatos se hará cargo de tu gatito, considera estos puntos a la hora de elegir a la persona adecuada: 

  1. ¿Vivirá en tu casa mientras estás fuera, o visitará a tu gatito cada día? Si va a quedarse en tu casa, habrá que preparar la estancia. Si por el contrario te decides por las visitas diarias, ¿sabes cuánto tiempo durarán las visitas? Los cuidadores de gatos deben visitar a sus peludos “clientes” una o dos veces al día y planear quedarse de 20 a 40 minutos por visita, dependiendo de la personalidad del gato y lo que necesite.  
  2. ¿Lo ha hecho antes? ¿Tiene referencias? 
  3. ¿Qué experiencia tiene? ¿Ha vivido o trabajado con animales, y específicamente con gatos? 
  4. ¿Está dispuesto a interactuar con tu gato y continuar con su rutina diaria, como el tiempo de juego, el aseo, administrar posibles medicamentos, etc.? 
  5. ¿Cómo interactúa con tu gato? ¿Entiende el cuerpo de un gato?  Una buena indicación aquí es fijarse en lo que el cuidador hace cuando conoce a tu gato por primera vez: ¿intenta levantar a tu gato de inmediato o permite que el gato se acerque a él? Sabemos que los gatos prefieren dar el primer paso, y eso podría llevar un poco de tiempo. 
  6. Es probable que un buen cuidador de gatos te haga muchas preguntas cuando lo conozcas. Naturalmente querrá saber todo sobre tu gato, su rutina, sus gustos, así como su historial médico. 
  7. Considera reservar un día de prueba si vas a estar fuera mucho tiempo. De ese modo podrás marcharte con mayor tranquilidad porque sabrás que el cuidador y tu gato han hecho buenas migas. Además, podría ser una oportunidad perfecta para que el cuidador te transmita dudas que puedan aparecer.  
  8. Debes preocuparte porque conozcan el funcionamiento de la casa, es decir, desbloquear / bloquear puertas, encender y apagar alarmas, etc.  
  9. Ponte siempre en contacto con tu cuidador de gatos unos días antes de irte de vacaciones para asegurarte de que no habrá problemas inesperados por su parte. 
  10. Un cuidador de gatos atento también te enviará actualizaciones periódicas y, tal vez, fotos de tu gato disfrutando de su compañía. 

 Feliway- cuidador gatos

Cosas que tu cuidador de gatos necesitará saber 

Es importante que tu cuidador de gatos esté al tanto de la rutina diaria de tu gatito. Esto incluye: 

  • Instrucciones de alimentación; ¿Cómo es el apetito de tu gato y cuánta comida debe ponerle? 
  • Dónde le gusta comer: muchos gatos se alimentan en el suelo. Aunque, si hay otros animales en la casa, tal vez el cuidador deba dejar su comida en un nivel superior. 
  • Los gatos pueden ser muy sensibles con su agua, así que deja claro cuáles son las preferencias de tu gatito. 
  • Es posible que el cuidador ya esté al tanto de los beneficios de FELIWAY y de FELIWAY Optimum (ideal para el soporte diario continuo) hazle saber dónde está enchufado y asegúrate de que haya una recarga disponible en caso de que se agote.  
  • Si te vas a ir por un corto período de tiempo (menos de 7 días), ¡también puedes considerar usar FELIWAY Help! Es ideal para situaciones temporalmente estresantes y le da a tu gato el apoyo que necesita durante un corto período de tiempo. 
  • Cualquier condición médica y medicamentos. 
  • Detalles de tu clínica veterinaria y cómo contactarlos en caso de emergencia. 
  • Cuáles son las preferencias de tu gato, y qué es lo que no soporta. ¿Cuáles son sus juegos favoritos, cómo les gusta que los acaricien, les gusta la radio como compañía durante el día? 
  • Gestión de bandejas de arena y dónde ponerlas. ¡Los gatos tienen unos hábitos de aseo muy concretos! 
  • Dónde se guardan alimentos, basura, materiales de limpieza, etc. 
  • Cualquier habitación a la que tu gato no deba tener acceso. Asegúrate de que esas puertas estén cerradas antes de irte. 
  • Prepara una pequeña chuleta para el cuidador con información importante, incluida tu información de contacto durante las vacaciones. 
  • Un contacto de emergencia local en caso de que tu cuidador de gatos no pueda contactar contigo. 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?