¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo hacer ejercicio y jugar con tu gato

Hay muchas razones por las que prefieres que tu gato se quede en el interior de casa: para mantenerlo a salvo del tráfico, de los depredadores y de otros gatos... 

Los gatos pueden vivir una vida perfectamente feliz y normal en el interior, pero debes asegurarte de que se mantengan física y mentalmente ejercitados. 

Si tu gato pasa mucho tiempo al aire libre puede divertirse persiguiendo hojas o ratones, trepando árboles y escondiéndose detrás de los arbustos. Sin embargo, tu gatito, ya sea un gato de interior o exterior, necesita pasar tiempo de juego contigo para fortalecer vuestro vínculo y estimular sus sentidos. 

Cómo ejercitar a tu gato 

Aquí tienes algunos consejos para asegurarte de que tu gato haga mucho ejercicio usando sus instintos naturales: 

 

Acechar 

Consigue una caña de pescar de juguete que pueda imitar a una presa: una hecha en casa con un palo pequeño, un trozo de cuerda y una pluma esponjosa o un juguete colgando al final, es tan buena como una comprada en una tienda. Arrástralo por el suelo lentamente y luego haz un movimiento rápido.  

Sabrás si a tu gato le gusta el juego de acechar: se agachará, vigilará de cerca a su "presa", y luego moverá un poco su trasero antes de lanzarse sobre su objetivo.  

Termina el juego con una pequeña golosina o croqueta para que se sienta recompensado y disfrute de la emoción de la captura.  

Mantén las sesiones cortas, varias veces durante el día: por la mañana temprano o al anochecer son buenos momentos para jugar porque es cuando los gatos están más activos. 

 

Escalar 

Cuando los gatos están fuera, pasean por encima de los muros, tejados y árboles. Todos estos lugares, tan altos y “seguros” son atractivos para un gato, ya que tienen diferentes alturas, texturas, lugares para esconderse y lugares donde espiar sin ser vistos.  

Darles acceso a los estantes o la parte superior de los armarios, es esencial para intentar replicar las experiencias al aire libre. 

Las torres para gatos son excelentes, ya que suelen tener espacios elevados para que tu gato descanse.  

También puedes ser creativo con otros elementos de la casa, como estantes, cajas y juguetes para hacer tu propio "árbol". Te aseguramos que a tu gato le encantará. 

Perseguir 

Existen juegos sencillos a los que puedes jugar con tu gato para darle un entrenamiento cardiovascular, y perseguir un objeto es uno de ellos. 

  • Hacer rodar una pelota de ping-pong por el suelo, o rebotarla contra una pared resulta muy tentador para tu gato y la perseguirá. 
  • Un juguete de cuerda mantendrá a tu gato alerta y activo mientras lo persigue por el suelo. Asegúrate de que no tenga bordes afilados que puedan lesionarle si lo atrapa o lo muerde. 
  • Ten cuidado si juegas con punteros laser. Es importante que tomes precauciones de seguridad: 
  • Usa una luz de bajo voltaje, con una potencia máxima de 5 milivatios. 
  • Nunca apuntes la luz directamente a los ojos de tu gato. 
  • Guarda el juguete láser en un lugar seguro donde tu gato no pueda alcanzarlo. 
  • Procura que el tiempo de juego sea corto, ya que tu gato puede frustrarse. 
  • Para antes de que su nivel de excitación sea demasiado alto. 
  • Termina el juego con la luz aterrizando en una recompensa para que crea que ha perseguido y atrapado a su presa. 

 

Arañar 

El rascado o arañar es una parte esencial del autocuidado de un gato y ayuda a mantener sus garras en buen estado. Si quieres proteger tus muebles, deberías tener un rascador para tu gato. 

Un rascador también ayuda a tu gato a estirarse bien después de haber dormido una siesta: sujeta el poste con las garras en alto y estira todo el cuerpo. Los postes verticales para rascar generalmente usan cuerda sisal, pero también puede gustarle a tu gato una alfombra vieja unida a una base resistente. Observa que tipo de textura prefiere tu gato. También es importante saber en que zonas colocarlo, uno puede estar en el centro del territorio, cerca de donde duerme y otro en uno de los extremos de la casa (una puerta, una ventana…) por si quiere marcar donde terminan sus dominios.Ten una o dos áreas para rascar en casa para mantener su interés. 

Si tienes más de un gato, recuerda que cada uno debe tener su propio rascador. 

 

Explorar 

Los gatos son curiosos por naturaleza. ¿Cuántas veces has abierto un envío y cuando te quieres dar cuenta, ves a tu gato saltando y explorando la caja de cartón y su contenido?  

Es importante mantener el instinto explorador de tu gato, poner diferentes objetos en una caja de vez en cuando ayudará a mantenerle en forma. Para darles la sensación de estar en el exterior, ¿por qué no agregar algunas ramitas u hojas que les hagan cosquillas en los bigotes?  

 

Esconderse 

Además de las actividades energéticas, a los gatos les encanta esconderse. Es un instinto básico que los gatos domésticos aún mantienen, por eso debes asegurarte de que tengan muchos escondites en casa: debajo de las camas, cajas de cartón, armarios abiertos, detrás de las cortinas, huecos detrás de los muebles… todos ellos son grandes lugares en los que tu gatito puede refugiarse necesita escapar del bullicio.  

Tener muchos escondites accesibles ayudará a mantener a tu gato tranquilo, relajado y seguro. 

Para evitar accidentes, asegúrate de que las puertas de las lavadoras y secadoras estén cerradas cuando no las uses. Pueden ser muy tentadoras para un gato curioso. 

También es frecuente que los gatos se escondan cuando entran por primera vez en una casa. Mientras estés seguro de que no haya ventanas o puertas abiertas por donde puedan escapar, solo ten paciencia y volverá a aparecer cuando le supere su curiosidad. 

Estimulación mental 

Los bigotes son una parte importantísima del sistema sensorial de un gato, envían información a su cerebro, así que explorar una caja con muchos elementos diferentes también ayudará a su estimulación mental. 

Reservar de 10 a 15 minutos durante el día para que tu gato juegue, no solo fortalecerá tu vínculo, sino que también proporcionará la estimulación mental que necesita. Satisfaz sus instintos de caza escondiendo algunas golosinas o croquetas por la casa para que las busque y las encuentre. También puedes usar un juguete de rompecabezas para que tenga que descubrir cómo obtener sus golosinas favoritas. Recuerda no darle demasiadas golosinas: las croquetas funcionan igual de bien. 

 

Entrenar 

Si pensabas que los gatos no pueden ser entrenados, te equivocabas. 

 Puedes decidir mantener a tu gato en el interior la mayor parte del tiempo, pero hay veces que tendrá que salir de casa y por eso es importante que aprenda a entrar en el trasportín.  

Educarlo para que venga cuando lo llames también puede ser importante. ¡Pero entrenar a un gato es divertido! 

El mejor momento para entrenar a tu gato es cuando está relajado. Muchos tutores de gatos utilizan FELIWAY Optimum para ayudarlo a permanecer tranquilo y a gusto en casa. 

 

Accesos controlados al exterior 

Si tu gato de interior muestra signos de querer salir, una solución intermedia podría proporcionarle algo del ejercicio que necesita. Si tienes un jardín pequeño o un patio que se pueda cerrar, considera llevar a tu gatito afuera con un arnés o una correa para que disfrute de los olores y sonidos del exterior. 

Otra alternativa es instalar un catio (parque cerrado para gatos) o una solución a prueba de fugas que pueda brindarle a tu gato lo mejor de ambos mundos y hacer el ejercicio que necesita. 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?