¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo enseñar a tu gatito a usar el arenero - 8 consejos

¡Emoción! ¡Caos! ¡Alegría! Esto es lo que reinará en tu hogar cuando traigas a tu nuevo gatito a casa por primera vez. Pero si bien traer un gatito a casa es muy emocionante, hay muchas cosas prácticas y cotidianas que debes considerar para que sea feliz en tu hogar. Una de las más importantes es el aprendizaje a usar el arenero.

Es importante asegurarse de estar listo y preparado con todos los recursos y elementos adecuados que el gatito necesita antes de que traerlo a casa. Una de ellas es, por supuesto, la arena para gatos y su correspondiente arenero. No esperes hasta que suceda un “accidente”, ya que esto no ayudará ni a ti ni a tu minino a empezar con buen pie (y buena pata).

Los siguientes consejos te asegurarán a estar preparado de antemano, con todo lo que debes considerar para ayudar a tu nuevo gatito a saber dónde y cómo “resolver sus asuntillos”.

1.  Aprovecha sus instintos

Es un instinto natural que los gatos y los gatitos realicen sus actividades higiénicas en materiales como la arena, así que si introduces el arenero tan pronto como llegue a casa, comenzará a usarla instintivamente en poco tiempo. No tendrás que enseñarle qué hacer, ¡solo asegúrate de que sepa dónde está y sus instintos felinos se activarán por sí solos!

Tanto los gatos como los gatitos tienen preferencia por enterrar su caca. Se trata de otro instinto y este les ayuda a marcar su territorio, y a ocultar su presencia a los depredadores… por lo que es importante que proporciones a tu gatito el arenero adecuado.

 

2.  Encuentra el arenero adecuado

La comodidad del “baño” es esencial. Tu gatito pronto crecerá y se convertirá en todo un gato, así que escoge un arenero grande que también pueda usar cuando crezca. Pero ahora asegúrate de que tu gatito pueda acceder a él fácilmente y usarlo sin problema mientras sea un pequeñín.

Una opción es un arenero con laterales altos o con techo. Estos modelos tienen ventajas:

  • Menos desorden. Debido a que a los gatitos les gusta enterrar su caca, la acción de patear la arena o esparcirla hasta echarla fuera podría producir un pequeño desastre extra fuera de la bandeja.
  • Intimidad. Los gatos son animales reservados y es posible que a tu gatito le guste tener algo de privacidad cuando vaya al baño.
  • Control de los olores. Aunque hay muchos tipos de arena para gatos que pueden absorber olores desagradables, el arenero cubierto proporcionará un poco más de protección contra los olores no deseados, especialmente si no puedes cambiar la arena con mucha frecuencia.

Pero también tienen inconvenientes:

  • La puerta de entrada puede asustarles. Podrías empezar presentándole el arenero sin puerta.
  • Los olores se quedan dentro y eso no le gusta nada.
  • Puede que no le guste entrar en un lugar en el que no puede vigilar lo que le rodeas
  • Puede que los bordes sean demasiado altos para él. Necesitarás ponerle algunas rampas de acceso y salida.

Recuerda, si tienes más de un gato, debes proporcionarle a cada uno sus propios recursos. Esto incluye los areneros, además de uno de repuesto para que tengan más opciones. ¡A los gatos no les gusta compartir el cuarto de baño!

Y con frecuencia prefieren tener un arenero para hacer caca y uno para hacer el pis… ellos son así…

 

3.  Ten en cuenta la localización del arenero

Como los humanos, a los gatos les gusta tener un poco de intimidad cuando están haciendo “sus cosillas”, así que asegúrate de que su arenero está en un lugar tranquilo y lejos de zonas de paso. Puede ser en una esquina o en algún lugar un poco escondido.

Asegúrate de que la bandeja esté siempre accesible y no detrás de puertas cerradas o al lado de algo ruidoso, como la lavadora, que podría llegar a asustarle.

Además, de es mantener la bandeja lejos de la comida y el agua de tu gatito.

Después de todo, los humanos no comeríamos en nuestros lavabos… y a los gatos tampoco les gusta.

 

4.  Premia y elogia a tu mascota

Un pequeño premio puede dar para mucho. Cuando dispones a tu gatito en su nueva bandeja de arena, es posible que tengas que alentarlo a que entre. Puedes hacerlo jugando (por ejemplo, colgando un juguete que le guste perseguir para que asocie la bandeja con una buena experiencia).

Felicítalo cada vez que entre en el arenero, recompénsalo verbalmente y dale golosinas, especialmente cuando por fin lo usa como lavabo.

Cómo enseñar a gatito usar arenero 1

5.  Escoge la arena de gatos adecuada

Existen muchos tipos de arena para gatos pero hay algunos puntos importantes a tener en cuenta antes de comprar una:

  • Consigue arena para gatos que no levante polvo. El polvo de algunas arenas puede irritar los pulmones de los gatos.
  • Los gatitos pueden intentar comerse la arena, así que asegúrate de evitar que se acumulen las cacas o los pises.
  • Puede parecer una opción tentadora pero evita la arena perfumada. Los gatos en general no soportan los olores fuertes Es posible que tu gatito lo encuentre abrumador e incluso puede causarle irritación en la nariz o los ojos. ¡Hasta podría hacer que se vaya a otra parte de la casa a hacer sus necesidades!
  • Asegúrate de que puede recoger la arena fácilmente y colocarla directamente en una bolsa desechable sin que se derrame.
  • Los gatos son animales de costumbres así que no cambies demasiado el tipo de arena que uses. Asegúrate de que el que elijas esté disponible y sea fácil de conseguir.
  • Si hacemos caso a sus orígenes, la arena fina del desierto estaría entre sus preferencias… busca una arena que no le moleste a sus almohadillas y que absorba muy bien.

Los gatos tienen altos estándares de higiene, así que recuerda recoger los restos del arenero todos los días y limpiarlo regularmente, de lo contrario, tu gatito evitará la bandeja e irá a hacer sus necesidades a otro lado.

6.  Mantén a tu gatito en un lugar especialmente tranquilo cuando llegue por primera vez

Cuando traes un nuevo gatito a casa por primera vez, es probable que se sienta algo abrumado. Habrá muchas cosas nuevas, gente nueva, olores nuevos y es muy probable que lo mejor sea aislarle para que se adapte gradualmente a su nuevo entorno. Para comenzar, considera limitar su acceso a solo un par de habitaciones y mantén su arenero dentro de este espacio en un lugar discreto y privado para que se sienta cómodo y seguro.

Él irá animándose a explorar y te marcará la velocidad con la que puedes ir presentándole el resto de la casa.

 

7. Tu gatito tendrá “tropiezos” usando el arenero

Ten en cuenta que habrá algún “accidente en el uso de su lavabo”. Si tu gatito no logra pillarle el truco al arenero enseguida o hace sus necesidades en algún otro lugar de la casa, debes intentar limpiar ese lugar a fondo para evitar que regrese. El olor es una señal territorial potente y es como los gatos marcan su espacio, por lo que es importante eliminar los “pequeños desastres” en casa.

Ten cuidado de no usar lejía ni ningún producto a base de amoníaco porque a los gatos les recuerda su olor a orina y volverán a hacerlo en ese lugar. Utiliza jabón enzimático o agua tibia y jabón, ya que así eliminas los restos de la orina del gatito y asegura que todos los rastros del olor y las feromonas hayan desaparecido por completo.

 

8.  Ante cualquier duda sobre su salud, lleva tu gatito al veterinario

Si te preocupa que su gatito no se esté familiarizando con el arenero tan rápido como podría esperarse, o que esté haciendo sus necesidades en otros sitios, lo mejor es que tu veterinario le haga una revisión para descartar cualquier problema de salud.

Cuando estés feliz porque no haya nada de qué preocuparse, persevera y pronto tu gatito usará el arenero él solito.

 

Ayuda a tu gatito a sentirse cómodo

Considera el uso de FELIWAY CLASSIC en spray para evitar el pipí de tu gatito fuera del arenero.

Si detecta que has puesto un mensaje de seguridad con Feliway classic, no sentirá la necesidad de marcar con su orina allí.

FELIWAY CLASSIC está clínicamente probado para ayudar a reducir este hábito y deberías ver una mejora dentro de la primera semana. Continúa usándolo durante al menos un mes. Primero limpia la zona marcada. Deja que se seque y aplica allí Feliway Classic en Spray.

Para crear un ambiente cómodo para tu gatito por toda la casa, conecta el difusor FELIWAY CLASSIC. Le ayudará a adaptarse a su nueva vida contigo y a sentirse tranquilo y seguro con los mensajes de felicidad que irradia su nuevo hogar.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?