¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Por qué está estresado mi gato? Cosas para considerar

¿Has notado que tu peludo amigo no es el mismo? ¡Los gatos pueden ser criaturas muy sensibles! A veces, si algo cambia en su entorno, pueden ponerse ansiosos o preocupados, y comenzar a actuar de manera un poco diferente.

Hay muchas razones por las que tu gato puede sentirse estresado o preocupado; y en respuesta, a menudo experimentará una reacción natural de "huir o pelear", como si realmente se encontraran en peligro. Esta es una respuesta normal para los gatos cuando perciben que algo es amenazante o estresante. Si se sienten amenazados, tenderán a huir o a esconderse; pero si no pueden hacerlo, o se sienten realmente acorralados pueden decidir presentar pelea como último recurso, para salvarse… y entonces pueden aparecer comportamientos agresivos.

Es importante descubrir lo que podría estar preocupando a tu gatito para que puedas ayudarlo a sentirse más relajado y en casa.

Cómo saber si tu gato está estresado  

¡Puedes darte cuenta de que tu gato no estácompletamente feliz con una simple mirada! Si sus orejas están planas sobre su cabeza, si tienen pupilas dilatadas, o se agachan y vocalizan, son indicadores que algo no está del todo bien. Bueno, diríamos que algo va realmente mal.

Un lenguaje corporal más drástico podría mostrar que nuestro gato está huyendo, buscando salidas y vías de escape, gruñendo y silbando. Otros signos incluyen esconderse, perder el apetito o comer en exceso, vocalizar con más frecuencia o con un tono diferente, marcar con orina, rascar muebles y otras superficies, mostrar un cambio de personalidad o comportarse agresivamente.

5 razones por las que tu gato puede sentirse estresado

Si crees que tu mascota está estresada, es importante intentar averiguar por qué.  Imagen1 (2)         

1. Comprueba que tu gato esté sano

Puede que no sea tan obvio como pensamos saberque tu gato no se encuentra bien; pero si se siente enfermo, el malestar y el dolor, podrían estar causándole estrés. Debes llevar a tu gato al veterinario para descartar cualquier enfermedad, y saber que no experimenta ningún dolor, especialmente si ha perdido el apetito, si ha comenzado a acicalarse en exceso alguna zona (las patas, el vientre…), si ya no juega como antes o ha comenzado a buscar lugares en los que esconderse. ¡Una visita al veterinario! podrá asegurarte que se encuentra sano y ayudarlo a ver cualquier otra causa que pueda estar provocando el estrés del gatito

2. ¿Ha habido algún cambio que no le guste a tu gatito?

¡Los gatos son indudablemente criaturas de hábito y territorio! Pueden sentirse inquietos si algo cambia en el hogar o en su rutina; por ejemplo, si has movido los muebles, si estás realizando renovaciones o si has introducido algo nuevo en su entorno. Si es posible, debes intentar hacer cambios en casa de forma lenta con el objetivo de darle a tu gato tiempo para que se adapte. Cualquier nueva mascota o visitante desconocido puede causarle estrés, así que asegúrate de que las nuevas presentaciones entre gatos se realicen gradualmente.

Tu mascota también puede sentirse incómoda si hay cambios en su rutina, por lo que es mejor asegurarse de que se apegue a esto tanto como sea posible; ¡mantén las comidas regulares para evitar que tu gatito levante la nariz ante su comida!

3. ¿Está tu gato en un conflicto con otros gatitos?    

Otro gato puede estar haciendo que tu gatito se sienta estresado. Si tienes varios gatitos, asegúrate de que uno no esté bloqueando los recursos del otro y que ambos gatos tengan acceso a sus propios tazones de comida y agua, caja de arena y poste para rascar. Donde coloques estos recursos también es clave para asegurarse de que tu gato esté feliz de usarlos. Coloca la caja de arena lejos de los tazones de comida y asegúrate de limpiarla regularmente. También es mejor ubicar los recursos de tu gato en un lugar tranquilo para que no se molesten.

Si no tienes otras mascotas, ¡debes considerar la posibilidad de que los gatos del vecindario puedan pasar por tu casa y asustar a tu gatito! Si tu gato ve a otro gato a través de la ventana, debes cerrar las cortinas para ayudarle a que se sienta más seguro. También debes asegurarte de que no hay forma de que un gato del vecindario entre a tu hogar.

4. ¿Hay algún lugar al que tu gato pueda retirarse?

Si bien esconderse en exceso puede ser una señal de que tu gatito se siente estresado, esconderse es un comportamiento natural. ¡Es importante que tu mascota tenga un lugar donde ir si necesita algo de tiempo a solas! Esto puede ayudarlos a sentirse tranquilos y seguros, por lo que es una buena idea asegurarse de que haya algunos estantes y perchas cómodos para gatos en la casa. Un árbol trepador también es una buena idea; ¡tu gato puede retirarse allí para observar tu hogar desde lo alto y tener algo de espacio para pensar!

5. Los ruidos fuertes no son el mejor amigo de un gato

Los gatos tienen audición sensible, por lo que ruidos fuertes como por ejemplo los de fuegos artificiales pueden molestarles mucho. También pueden encontrar estresante algunos electrodomésticos ruidosos o incluso podrían estar molestos si los humanos en su vida están haciendo demasiado ruido. Considera cómo usas electrodomésticos como por ejemplo secadores de pelo, secadoras y aspiradoras e intenta no usarlos justo al lado de tu amigo.

No entres en pánico si tu gato parece estar un poco estresado; intenta llegar al fondo de lo que le molesta y elimina la fuente si puedes. Siempre habla con tu veterinario y considera buscar un especialista en comportamiento profesional si tu gato continúa mostrando signos de estrés; el estrés a largo plazo puede ser emocional y físicamente agotador para los gatos.

Considera usar un difusor FELIWAY CLASSIC para crear un ambiente relajante en su hogar. Gracias a los "mensajes felices" que libera, FELIWAY brinda comodidad constante a su gato y puede aliviar el estrés y ayudar a nutrir su relación.

 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?