¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Tiene mi gato ansiedad por separación?

¿Tu gatito es algo así como una celebridad? Todos nuestros colegas peludos tienen su propia personalidad y si tu gato es una criatura muy sociable quizás te eche de menos cuando estás fuera.

A todos nos encanta un minino de carácter amistoso, pero si es evidente que experimenta estrés cuando sales de casa, podría sentir miedo a quedarse solo. Dependiendo de la personalidad de tu gato, puede estar bien si se queda un ratito solo pero quizá le cueste pasar periodos más largos de tiempo en soledad o se ponga nervioso cada vez que sales. Existen comportamientos relacionados con el estrés que pueden manifestarse si tu adorado felino tiene dificultades al estar sin ti.

3 señales que indican ansiedad por separación en tu gato

  1. ¿Tu gatito está orinando fuera del arenero?

    El estrés que puede generar estar solo no es la única causa para que un gato haga pipí fuera de la bandeja de arena, pero es una señal clave a tener en cuenta (si tu gato mantiene este comportamiento deberías llevarlo al veterinario para que lo examine).

    ¿Has notado que tu gato orina a menudo en objetos que huelen mucho a ti, como ropa o sábanas? Si es así, podría ser una señal de que tu gato tenga problemas relacionados con la separación y ese comportamiento sería un síntoma de su estrés

  2. Expresión vocal cuando te preparas para salir

    Quizá hayas notado que el estrés de tu gatito empieza cuando se percata de que vas a salir, como cuando te pones los zapatos o haces la maleta. Tu mascota puede mostrar estrés vocalizando más de lo habitual, quedándose muy cerca de ti o incluso apartándose completamente y escondiéndose.

    Además, si tu colega de cuatro patas parece inquieto cuando llegas a casa o hay evidencias de comportamientos no deseados (pipí, arañazos o exceso de aseo) que solo ocurren cuando estás fuera, es posible que sea porque está estresado o ansioso cuando no estás en casa.

  3. ¿Tu gato está mostrando otros comportamientos destructivos?
    Si tu gatito está actuando como si estuviera fuera de sí y hay un cambio de apetito (ya sea aumento o pérdida), si parece enfermo, vomita, araña o se asea demasiado es probable que sea señal de que está estresado. Como siempre, te recomendamos que visites a tu veterinario para comprobar que tu gatito no tenga ningún problema médico y, cuando esta causa se descarte, considerar cómo puedes ayudarle a sentirse más tranquilo cuando se quede solo en casa. Después de todo, es inevitable que tengas que irte de casa a veces y ayudar a tu gato a sentirse confortable cuando esté a solas es clave para su felicidad y su confianza en sí mismo, así como para reducir los comportamientos destructivos.

Cómo ayudar a tu gato a sentirse protegido cuando estás fuera

Gato con ansiedad por separación 1

Considera mantener a tu gatito ocupado

Si tu gato se encuentra incómodo cuando no estás en casa, también es posible que se sienta estresado por falta de estímulos mientras estás fuera, La interacción social frecuente como las caricias o las sesiones de juego son extremadamente importantes porque te ayudan a establecer vínculos y a cimentar la confianza entre tu amigo peludo y tú. Estas interacciones también ayudan a evitar que tu gato se sienta aburrido o ansioso y reducen su estrés.

Si estás fuera todo el día, valora la idea de llamar a un amigo, un cuidador de gatos o un vecino que pueda pasarse para jugar o cambiar los juguetes de tu felino. También podrías considerar dejar la radio puesta o poner algo de música suave para que tu gato se sienta menos solo.

Asegúrate de que dejas a tu gato con una cantidad suficiente de juguetes que mantengan su atención, como los que tienen como objetivo que tu gato busque la comida. Si dentro hay premios que le atraigan es una buena manera de mantener a tu gato ocupado durante horas y de ayudarle a hacer ejercicio. Incluso podrías crear una pequeña caza en casa para tu amigo felino, escondiendo pedazos pequeños de comida por casa y en zonas altas para animar a tu gato a mantenerse activo mientras tú estés fuera.

 

Empieza con ausencias cortas y auméntalas de manera gradual

Es importante preparar a tu gato de forma paulatina para que pase tiempo solo. Empieza con ausencias cortas cuando estés en casa, como irte de la habitación y volver. Ve aumentando el tiempo lentamente. A los gatos les encanta la rutina, por lo que los cambios rápidos pueden hacer el proceso más duro para ellos. Si tienes planeado un viaje o una larga ausencia, intenta reservar algo de tiempo para ayudar a tu gato a habituarse lo más fácilmente posible. Así se irá acostumbrando a pasar tiempo solo de forma gradual.

 

Sé discreto con tus salidas y llegadas

Tanto cuando te marches o llegues a casa, intenta no hacer de ello un alboroto para tu gato. Obviamente, lo echarás de menos, pero si lo expresas dándole mucha importancia tu gato sentirá más ansiedad la próxima vez que salgas.

Intenta mantener tus idas y venidas de forma no emocional, tranquilas y cortas (solo un saludo o un breve gesto ya son suficientes). Cuando vuelvas, saluda solo a tu gato una vez deje de reclamar tu atención (por ejemplo, cuando cese la vocalización) y dale atención únicamente cuando esté calmado.

 

Crea un rincón de relax para tu gatito

Asegúrate de que tu felino tiene algún lugar donde pueda ir a sentirse seguro. Incorpora una zona de relajación para él en tu hogar, un lugar donde pueda ir y dormir o escalar y vigilar lo que pasa desde arriba. Los gatos disfrutan de un punto de vista elevado así que valora añadir zonas de descanso altas para darle el mejor entorno. A algunos gatos también les gusta esconderse de vez en cuando porque les hace sentirse cómodos, así que provéele de una zona segura y relajante como una caja de cartón con mantas dentro.

Cuando salgas, asegúrate también de que tu gato tenga suficiente agua (los gatos prefieren a menudo el agua que fluye, como las fuentes de agua para gatos), así como un bol de comida, arenero y un poste rascador. Todos estos elementos deben distribuirse en diferentes localizaciones en casa para que cada gato pueda disponer de, al menos, uno de cada.

 

Calmar a tu gato le ayudará con su ansiedad por separación

Cómo dar la bienvenida a nuevo gatoSi crees que tu gatito está experimentando estrés cuando te marchas, no desesperes: puedes ayudarle proveyéndole de suficiente estimulación cuando estás fuera, creando un espacio libre de estrés para él y asegurándote de que dispone de todo lo que necesita.

Puedes considerar también el uso de FELIWAY CLASSIC Difusor para ayudar a reducir cualquier estrés o inquietud que tu gato pueda sentir. Esto proporciona un entorno feliz y en calma para ayudar a tu gatito a lidiar con cualquier cambio o alteración en su rutina o entorno, como las ausencias prolongadas.

Utiliza el difusor en la habitación donde tu gato pase más tiempo. Si lo usas antes de irte de vacaciones, empieza a utilizarlo una semana antes de tu marcha para proporcionar un entorno tranquilo de cara a tu marcha y mientras estés fuera. Úsalo continuamente si sales cada día a trabajar para ayudar a tu gatito a sentirse más protegido y sosegado.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?