¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

15 consejos para cuidar de tu gato frente al calor del verano

Genéticamente nuestros gatos son criaturas del desierto, sus cuerpos están diseñados para vivir cómodamente en climas cálidos. 

Así que, para conservar su energía de cara a explorar y cazar, ¡verás que tu gato duerme acurrucado en lugares cálidos! Tomando el sol puede “recargar sus pilas”, y además ¡qué calentito se está! 

Los gatos pueden tolerar el calor probablemente mejor que los humanos porque tienen una temperatura corporal más alta que la nuestra. Sin embargo, debemos asegurarnos de que, durante las épocas de más calor, los gatos se mantengan dentro de una temperatura correcta y no se sobreexpongan al sol y el calor. 

15 consejos para cuidar a tu gato en el calor del verano

1. ¿Tu gato es propenso a sufrir un golpe de calor? 

¿Tu gato es anciano, tiene sobrepeso o sufre de enfermedades cardíacas o pulmonares? ¿Tiene el morro cortito?  Si la respuesta es sí, tu gato puede ser más susceptible a los golpes de calor y debe mantenerse en una habitación / área fresca tanto como sea posible, especialmente cuando apriete el calor y preferiblemente en una habitación que tenga aire acondicionado. 

gatos_calor_verano 2. Pon atención a los síntomas comunes de sobrecalentamiento 

El golpe de calor ocurre cuando tu gato no puede regular su temperatura corporal. Por lo tanto, debes reconocer los signos, que incluyen: 

  • Jadeo 
  • Almohadillas de patas sudorosas 
  • Inquietud 
  • Salivación 
  • Respiración rápida 
  • Pulso rápido 
  • Letargo 
  • Tropezones 
  • Vómito 
  • Boca y lengua rojas 
  • Temperatura corporal elevada 

Si detectas estos signos debes acudir a tu veterinario de inmediato, mantener a tu gato a un área fresca y darle solo pequeñas cantidades de agua fría (no helada) para beber. También puedes rociar su cuerpo con agua de temperatura ambiente: ten en cuenta que el uso de agua helada podría causar un shock si tu gatito tiene un golpe de calor. 

 

 3. Crea lugares con sombra para tu gato 

Crea más lugares sombreados bajo los que tu gato pueda tumbarse, tanto en el exterior como en el interior. Los gatos son muy inteligentes, y son capaces de encontrar su propio lugar sombreado debajo de un arbusto, pero si no hay sombra natural fuera de casa, puedes montar una pequeña sombra de emergencia con unas sillas y una sábana, o con una sombrilla de playa. ¡Tu imaginación es el límite! 

 

4. Deja a su alcance algunas toallas húmedas 

Deja por casa algunas toallas húmedas para que tu gatito se tumbe sobre ellas y asegúrate de que haya además haya un tazón de agua cerca. ¡También puedes atraer a tu gato hacia tu sombrilla de emergencia con una golosina! 

gatos_calor_verano_2

 

5. Usa protección solar específica para gatos si es necesario 

Si tu gato tiene el pelo corto o blanco puede ser más sensible al sol y lo ideal será que utilice protección solar específica para gatos en áreas vulnerables. ¡Asegúrate de que sea segura para el gato y que no contenga óxido de zinc o salicilatos! 

 

6. Evita dejarlo salir cuando hace más calor 

El sol estará en su punto más caliente alrededor del mediodía, por lo que es mejor mantener a tu gato en el interior del hogar durante esa parte del día para evitar la sobreexposición. Trata de limitar su tiempo al aire libre a la mañana y a la noche, es probable que durante esos momentos del día haga más frío.  

 

7. ¡Hidrata, hidrata, hidrata! 

Mantén hidratado a tu gato colocando tazones adicionales de agua por toda la casa, para que pueda beber en cualquier momento. No olvides que a los gatos les encanta el agua corriente, de forma que es más probable que se sientan atraídos por una fuente de agua para gatos. 

 

8. Mantén tu hogar fresco 

Trata de que tu hogar se mantenga fresco con ventiladores o aire acondicionado. Colocar una botella de agua congelada frente al ventilador puede ayudar a esparcir aire más frío por la habitación. También es recomendable bajar persianas y cerrar cortinas para que la sombra enfríe naturalmente tu casa.  

 

9. ¡O crea un área fresca especialmente para tu gato! 

Intenta congelar una botella de plástico llena de agua, envuélvela en una toalla y colócala en los lugares favoritos de tu gato. Alternativamente, ya sabemos cuánto les gustan las cajas de cartón a los gatos, por lo que puedes intentar colocar la botella de agua congelada en una caja y crear un nuevo escondite para tu gatito. Gira la caja para hacer un refugio; asegúrate de que la botella permanezca cubierta y no tenga fugas: la temperatura se mantendrá baja y contenida dentro de la caja. 

 

10. Trata de mantener su pelaje húmedo 

Acaricia suavemente el pelaje de tu gato con una toalla fría y húmeda si quieres refrescarlo, aunque puedes hacerlo incluso con las manos mojadas. Asegúrate de que no sea agua helada, ya que podría provocar un estado de shock a tu gatito si os encontráis en un momento muy caluroso.  verano_gatos

11. Plantea sesiones regulares de cuidados gatunos 

Los gatos con pelajes largos o gruesos sufrirán más con el calor intenso. Si tu gato es así, podrías realizarle un “tratamiento de belleza” recortándole el pelo para retirar los trozos largos o enmarañados que le pueden estar provocando más calor.  

 

12. ¡O haz que un peluquero le corte el pelo! 

Tener el pelaje de tu gato recortado por un peluquero puede ser beneficioso. Sin embargo, si lo haces tú, nunca te lances a cortar el pelo a tu gato con una maquinilla, puedes dejarlo indefenso ante quemaduras solares.  

Tal vez notes que tu gato se acicala más a menudo con el calor, es una forma de mantenerse fresco ya que la evaporación de su saliva lo ayuda a enfriarse. 

 

13. Mantenga su área bien ventilada 

Tu gatito debe permanecer en áreas de casa bien ventiladas. Asegúrate de que tu gato no puede acceder a ningún lugar que se caliente demasiado (como un invernadero), porque podría ser una trampa fatal para él. 

 

14. Ayúdalo a relajarse en el calor 

Conecta FELIWAY Optimum en su habitación para darle una mayor tranquilidad a tu gato mientras consigue refrescarse. 

 

15. Evita cualquier cambio de rutina innecesario 

Mantén su rutina diaria (recuerda, a los gatos no les gusta el cambio ) y asegúrate de que vuestro tiempo de juego se desarrolla temprano por la mañana o por la noche, cuando es más posible que la temperatura sea más baja. Esto también será beneficioso para tu gato, que es una criatura más activa en esos momentos. 

Consejo fresquito de juego: Jugad a la persecución de cubitos de hielo en una superficie dura: ¡a tu gatito le encantará perseguir y acariciar los hielos por el suelo y se refrescará cuando los atrape! 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?