¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cuando tu gato vive dentro de casa y quiere salir al exterior

No todos los gatos pueden tener acceso al exterior. Desde la seguridad, hasta la preferencia y algún factor como la salud, hay muchas razones para mantener a un gato dentro de casa. 

Un programa de investigación reciente, publicado en Animals, mostró que el 41% de los gatos se mantenían en el interior. La principal razón era la seguridad de los gatos, y el 98,7% de esos tutores tomaban la decisión debido al peligro que representa el tráfico rodado. 

Además, el 20% de los dueños de gatos en Estados Unidos y Canadá mantienen a sus gatos en casa para protegerlos de otros animales, como la fauna silvestre local y los perros. De forma opuesta, en Australia y Nueva Zelanda, muchos gatos se mantienen en el interior de los hogares para evitar que atrapen a otros animales.

En muchos países están viendo que un número cada vez mayor de gatos que se mantienen dentro de sus casas, debido a la creciente urbanización. De hecho, se espera que este número aumente. 

Estés donde estés, con un poco de apoyo por tu parte, tu gatito puede ser un gato de interior completamente feliz. 

Cuando los gatos de interior quieren ir al exterior 

Cuando los gatos de interior quieren ir al exterior 

Los gatos domésticos aún están estrechamente relacionados con sus ancestros, que pasaban sus días explorando, buscando comida y descansando al aire libre. Teniendo esto en cuenta, aunque quieras o necesites mantener a tu gato dentro de casa, ¡sus instintos naturales seguirán diciéndole que quiere salir! De todas formas, hay muchas maneras de ayudar a tu gato a adaptarse a la vida de interior: 

 

Ayuda a tu gato de interior 

Aunque la cantidad de espacio del que dispongas es un punto a tener en cuenta cuando decides mantener a tu gato dentro de casa, es igualmente importante asegurarse de que el espacio incluya muchos recursos y estimulación para mantener a tu gato activo y feliz. 

El juego interactivo con tu gato es esencial para mantenerlo mentalmente estimulado, así que reserva momentos regulares durante el día para jugar. Los tipos de juego pueden incluir: 

  • Imitar el comportamiento de la presa de un gato. Utiliza un juguete de palo con un pájaro o un ratón de juguete y tira de él como si estuviera corriendo para escapar de tu gato. Recuerda que no debes ponérselo demasiado fácil, pero deja que tu gato salte y atrape a la presa, tal como lo haría en naturaleza. 
  • Una pelota de tenis de mesa que rueda por el suelo o rebota suavemente contra la pared mantendrá activo a tu gato. 
  • Una luz láser que brille en el suelo o en un estante accesible le dará a tu gato algo que perseguir… pero como no consigue nunca cazarla, puede causarle frustración y encima dejarle muy nervioso por tanta actividad sin recompensa. 
  • Unas croquetas escondidas dentro de un rompecabezas mantendrán a tu gato feliz durante un buen rato, especialmente si no estás con él. Esconde el juguete detrás de los muebles para que tu gato pueda olerlo. Esto desarrollará su sentido del olfato y activará su instinto de caza.  

Recuerda ir cambiando de juguetes para que no se aburra y asegúrate siempre de que obtenga una recompensa cuando tenga éxito al final. 

Cuando los gatos de interior quieren ir al exterior  2

Un rascador es esencial para un gato de interior, especialmente si deseas que no arañe las puertas o los muebles. Hay muchos tipos diferentes de postes rascadores disponibles, con diferentes texturas, alturas, plataformas, escondites y con juguetes colgando para mantener a tu gato entretenido. Asegúrate de comprar el adecuado para tu gatito y que sea lo suficientemente alto como para permitirle estirarse y arañarlo. Rascar es una parte importante de la rutina de un gato, ya que mantiene limadas las capas externas de sus garras. 

Trepar es uno de los pasatiempos favoritos de un gato, así que proporciónale muchos espacios altos en diferentes niveles para que pueda saltar y esconderse, tal como lo haría en el exterior. La parte superior de los armarios, los estantes altos y los marcos de las ventanas con cortinas son excelentes para que un gato explore, salte y se esconda. 

 

Proporciónale un espacio al aire libre 

Es natural que te preocupe que tu gato se aleje de vuestro jardín y se vaya a explorar por el barrio. Los gatos pueden trepar vallas altas, paredes y árboles, pero proporcionarle un recinto al aire libre en casa podría ser una buena opción intermedia, ya que le darás la sensación y el estímulo de estar en el exterior y evitará que se vaya demasiado lejos. 

Asegúrate de que tenga estímulos naturales adecuados dentro de su recinto, como pequeños arbustos o macetas y acceso a otros aromas en el jardín: flores comestibles como zinnias o caléndulas, así como hierba gatera, hierba de avena, romero y brotes de soja. También es una buena idea proporcionarle acceso a una posición elevada para que pueda descansar mientras vigila su territorio. 

Cuando los gatos de interior quieren ir al exterior  3

Si dispones de un espacio limitado, puedes acotar un área en un balcón o patio pequeño de tu casa. También puedes adornarlo con plantas para gatos colgadas o esparcidas por esta zona. 

Usa un arnés y correa 

En general, los gatos se adaptan bien a un estilo de vida interior, pero si descubres que tu gato muestra signos de aburrimiento o estrés (acicalamiento excesivo, agresión o destructividad), llevarlo afuera con una correa o un arnés podría ser una buena solución. 

Si tienes un jardín, lo mejor es habilitar allí un recinto al aire libre para tu amigo felino. Pero si no tienes espacio en un jardín, puedes conseguir un arnés y una correa para permitir a tu gato explorar el mundo exterior. Llevarle al parque local puede estimularía sus instintos naturales de exploración. Es importante evitar las zonas con mucho tráfico, ya que el ruido de los vehículos puede asustar a tu gato. Incluso puedes llevarlo a un lugar tranquilo en su transportín. Esto, claro, siempre que tu gato esté acostumbrado a usar su transportín, o esta situación podría provocarle estrés. Cuando los gatos de interior quieren ir al exterior 5

Primero tendrás que conseguir que tu gato se acostumbre al arnés, así que prueba gradualmente el arnés con él dentro de casa. Sabemos lo curiosos que son los gatos, así que deja el arnés cerca de donde esté tu gato para que pueda olerlo e investigarlo a su propio ritmo. 

Cuando tu gato esté relajado (evita los momentos temprano por la mañana o por la noche, ya que es cuando los gatos están más activos) y una vez que haya aceptado el arnés, colócalo suavemente sobre él, tranquilizándolo en todo momento. Si está contento y lo acepta, puedes abrocharlo. Recuerda recompensarle en cada pequeño logro para que asocie el arnés a estímulos positivos. 

Es importante que la correa esté sujeta al arnés y no a un collar. 

Si bien tu gato no podrá trepar a los árboles o correr entre los arbustos con la correa, sí que podrá explorar y recibir diferentes olores, sonidos y elementos para observar. Con suerte, esto satisfará su necesidad de disfrutar al aire libre. 

Es indispensable que tu gato de interior tenga suficiente estimulación y pueda hacer ejercicio. El uso de FELIWAY Optimum en casa también le ayudará ante cualquier signo de estrés mientras tu gato se adapta a estar dentro de casa. El 93% de los amantes de los gatos notaron una mayor tranquilidad cuando tenían un difusor FELIWAY Optimum enchufado en la habitación donde el gato pase la mayor parte del tiempo. 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?