¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Ya llega el invierno: prepara a tu gato

El invierno está por llegar y eso significa dos cosas:

  1. El sol se va a esconder por una temporada, ¡buuu! ….pero
  2. Significa que vas a poder pasar más tiempo en casa con tu mejor amigo, tu gato… ¡bien!

A los gatos les cuesta acostumbrarse a los cambios, así que, aunque serán felices por verte más, también es posible que se estresen por encontrar la casa más llena de repente.

En esta época del año es también cuando tu gatito quiere quedarse dentro, en el cálido y cómodo palacio para gatitos que has creado para él, mientras que en verano tienden a querer a salir en las cálidas y largas noches.

Como cualquier otra nueva experiencia, es cuestión de seguridad, entornos tranquilos y contacto relajante. Aquí tienes algunos consejos para que estos días fríos sean felices con tu gato.

1.   Establece vínculos para detener el aburrimiento

Los gatos son criaturas brillantes y curiosas, como tú. ¿A ti te gustaría quedarte encerrado en casa con un humano gruñón y apático? Muy bien, pues no seas uno así. Ganarás mucho más estimulando su mente, manteniéndole activo,  su salud y calidad de vida mejorarán.

Intenta que el juego forme parte de la rutina. Tu gato tendrá sensación de control en su día y en su entorno. En esta época querrá jugar mientras se pase las horas mirando llover por la ventana del dormitorio. El juego le proporciona entretenimiento y ejercicio y a la vez, satisface su instinto cazador. Un hecho interesante y a tener en cuenta es que los gatos tienden a jugar más al anochecer. Crea una rutina de juegos con momentos cortos pero divertidos a la misma hora, varias veces al día … siempre que puedas claro…

Así sabrá cuando toca activarse y cuando toca descansar.

2.      Dale a tu gatito juguetes y premios

Ya llego el invierno, prepara a tu gato (2)

Si estás fuera, trabajando a jornada completa, piensa en cómo puede tu gato puede estar ocupado y entretenido sin ti. Recuerda que no sabe poner la tele o leer un buen libro… eso ya lo sabemos, pero ¿por qué no dejarle la radio o la televisión encendida? No es ideal de cara a la factura de la luz, pero la actividad sonora continuada dará compañía a tu peludito.

Puzles de comida, rascadores y juguetes de todas las formas y tamaños son bienvenidos para su diversión. Dos buenas opciones son el árbol para gatos o la bolsa de papel. Las bolsas de papel sin asas (y las cajas de cartón) se convierten en buenos juguetes que tu gato podrá destrozar para su deleite y disfrute.

Un árbol para gatos (a veces llamado combo para gatos) puede ser desde pequeñas estructuras con repisas y escondites hasta complejas arquitecturas colgadas o altas hasta el techo.

Crea juegos en espacios verticales inusuales, estanterías, repisas, son prácticos y funcionan como un mirador cuando están bien situados junto a una ventana para que tu gato suba a tener una buena vista.

Ante la ausencia de juego en el exterior, tu gato apreciará un buen lugar donde pueda ver a los pájaros y planear estrategias para días más cálidos. Si se siente frustrado por no alcanzar las presas, cierra las cortinas.

 

3. Conecta un difusor FELIWAY CLASSIC

Al igual que proporcionarle lugares donde rascar y trepar es bueno para tu gato, también lo es enchufar en casa el difusor FELIWAY CLASSIC que le calmará y le creará un entorno amigable.

Los gatos pueden mostrar su descontento por estar encerrados de diferentes formas. Algunos se esconden, otros hacen pipí en sitios insólitos e inapropiados, y otros, arañan objetos. El difusor FELIWAY CLASSIC es una solución ideal para ayudar a tu gatito a acostumbrarse al cambio.

 

4. Un gatito en las alturas es un gatito feliz

Ya llego el invierno, prepara a tu gato

¿Sabías que a los gatos les encanta correr por arriba y por debajo de las escaleras? También adoran escalar por los árboles para gatos o sentarse en las estanterías o en las repisas para escrutar su hogar. Obtienen una sensación de seguridad estando en lugares altos y puede ser un refugio para apartarse de la ruidosa actividad de los humanos.

 

5. La salud y la higiene son lo primero

Los gatos no son nada aficionados a estar sucios (son unas criaturas peludas muy listas) así que asegúrate de limpiar su arenero con regularidad. En invierno quieren aumentar un poco su peso por lo que mantén a tu minino alimentado y con agua abundante a su alcance, sobre todo, si tienes la calefacción central encendida. Piensa en ello como si tú tuvieras tu propio abrigo de invierno: agradable, cálido, está hecho para pasar el invierno. Lo mismo pasa con el peso extra de tu gatito.

En invierno tienes que ir un poco más allá para mantener a un gato listo ocupado en cuerpo y espíritu. Vais a pasar mucho más tiempo juntos, así que dale los juguetes que guardaste en verano y échale energía, color y estimulación a tu hogar o el letargo se apoderará de ti y de tu gato.

 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?