¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Viajar con tu gato: 17 consideraciones para estancias en hoteles

Nuestros gatitos son auténticamente caseros. Nos encanta ver felices a nuestros animales en casa pero hay ocasiones en las que necesitamos que viajen con nosotros, o incluso que se hospeden en un hotel.

¿Estás haciendo reformas importantes en casa y necesitas mudarte durante un tiempo? ¿Tal vez estás cambiando de casa y necesitas hacer una parada para pasar la noche? ¿O te vas de viaje y no puedes dejar atrás a tu amigo peludo?

Sea por la razón que sea, si planeas quedarte en un hotel con tu gato, la preparación es clave para asegurarte de que su viaje y estancia en un lugar desconocido sea lo menos estresante posible.

Prepararse para el viaje

En primer lugar, asegúrate de que tu gatito viaje en un transportín. No le dejes suelto en el coche mientras conduces: puede ser estresante para tu gato y peligroso para ti.

Ayuda a tu amigo felino a familiarizarse con su transportín antes de cualquier viaje. Con mucha antelación, deja el transportín en un espacio que tu gato conozca bien y anímalo a entrar y salir de él a su ritmo. Su transportín debe ser cómodo y acogedor, con muchas mantas, juguetes y golosinas... (y bien pulverizado con Feliway Classic en Spray 15 min. antes… claro)

Si planeas viajar en avión, hay consideraciones adicionales que debes tener en cuenta, como cuáles son los requisitos de la compañía aérea con la que viajas, qué documentación necesitas y qué certificación de salud se requiere. Además, si vuelas a otro país, consulta los requisitos locales: es importante saber si tienes que dejar a tu gato en cuarentena o presentar el certificado de vacunación antirrábica o una analítica que pruebe que realmente está inmunizado.

 

17 consideraciones para estancias en hoteles

FELIWAY_ hoteles y gatos 1

Pero, ¿qué hacer cuando llegues a tu destino? ¿Qué debes tener en cuenta si planeas quedarte en un hotel con tu gatito?

Es importante que planifiques bien tu viaje antes de salir y que tengas en cuenta lo siguiente:

  1. Comprueba que el hotel al que iréis admite mascotas y hazles saber con antelación que deseas llevar a tu gato contigo.
  2. Presta atención a las políticas vigentes del hotel al respecto y asegúrate de poder cumplirlas.
  3. Desparasita a tu gatito antes de salir de viaje.
  4. Asegúrate de que lleva la documentación del microchip y su cartilla, con la información actualizada, incluido tu número de teléfono móvil.
  5. Es útil llevar lo siguiente en una carpeta pequeña:
    - Una copia del historial médico de tu gato.
    - Una foto de tu gato con su nombre y edad.
    - Una descripción de sus marcas distintivas (por ejemplo: la pata izquierda blanca)
    - Tus datos de contacto y en qué hotel te hospedas.
  6. Lleva contigo cosas que tu gato se sienta como en casa: su cama, arenero, comida, tazones y juguetes. Los elementos familiares le ayudarán a aclimatarse más rápido.
  7. No cambies su comida. Podría alterar su intestino.
    Disponer de los mismos recursos que tiene en casa le ayudará a relajarse.
  8. Si tu gato está acostumbrado a pasear: comprueba si el hotel tiene un espacio al aire libre donde puedas estar con tu gato.  Lleva un arnés y una correa para gatos para cuando no esté en su transportín o en la habitación.
  9. Aplica las mismas reglas que en casa y no coloques sus comederos y bebederos cerca de su arenero.
  10. Asegúrate de limpiar la arena con regularidad. Será más agradable para ti y para tu gatito. Recuerda que los gatos son animales muy pulcros y solo les gusta usar areneros limpios.
  11. Antes de dejar que tu gato salga de su transportín y pasee por la habitación, asegúrate de que el espacio sea a prueba de gatitos, sin ventanas o puertas abiertas por las que pueda escapar ni espacios para esconderse y del que no puedas sacarle (como debajo de la cama, encima de un armario...).
  12. Comprueba que la temperatura ambiente no sea demasiado alta. Es más fácil para un gato acurrucarse en las mantas y calentarse que conseguir bajar su temperatura.
  13. Coloca el transportín en un rincón tranquilo mientras deshaces la maleta. Así podrá ver el terreno antes de abrir la puerta para que salga.
  14. Permítele salir del transportín y explorar el nuevo entorno a su ritmo.
  15. No abras la puerta de tu habitación, aunque llamen, hasta que tu gato esté a salvo en su transportín. Los gatos se mueven muy rápido y podría escapar si no tomas precauciones
  16. Lleva contigo un botiquín de primeros auxilios, por si se lesiona
  17. Infórmate sobre el veterinario local más cercano, por si sufre una emergencia.

El uso de un difusor Feliway Optimum ayudará a tu gatito a acostumbrarse al lugar más rápidamente. FELIWAY es una nueva generación de feromonas que ayuda a los gatos a sentirse más tranquilos y seguros, ayudando a tu gato a adaptarse a un ambiente diferente. Este nuevo descubrimiento, crea un estado de bienestar y tranquilidad que alivia el estrés de tu amigo felino. 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?