¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¡Gatástrofe! ¡7 momentos en los que un gatito la lió!

¿Tienes un gato que piensa que es el más genial del barrio? ¿Le gusta lucirse o… es un poco más propenso a tener “accidentes”? Tan pronto se está paseando como un grácil felino salvaje, como se cae al calcular mal el salto entre tu sofá y el armario.

Todos los gatos creen que son geniales, pero a veces ese exterior confiado no encaja con algunos momentos embarazosos. Aquí te traemos unas cuantas historias hilarantes:

Gatastrofe 11. ¿Qué acaba de pasar?

Las mesas de centro están hechas para gatos, ¿verdad? Les gusta saltar y bajar, a menudo de camino a un cómodo sofá. ¡Pero a veces habría que hacer una doble comprobación! Según contó un usuario de Reddit: "La parte superior de vidrio de mi mesa de café se rompió , y la había quitado. Cuando mi gata fue a saltar, confiada, sobre la mesa… lo gracioso no fue que cayese debajo de ella, fue que salió de dentro, ¡e intentó saltar sobre el vidrio de nuevo!".

 

2. ¿Se quema algo?  

¡Los gatos y las velas no se llevan bien! "En la noche de acción de gracias  mi marido encendió una vela perfumada sobre la mesa. Aproximadamente media hora después, nuestra Carey de 10 años se subió a la mesa, se acercó a la vela y se tumbó sobre ella. Su pelo del vientre comenzó a arder, pero como tiene un pelaje tan largo, no lo sintió y siguió acostada. Mi pobre marido tuvo que intervenir rápidamente y apagar el fuego con sus propias manos”.Gatastrofe 2

 

3. ¡Papeles por todas partes!

¡Un  momento  ! "Una de mis gatas salta por todo. Un día estaba en mi escritorio, en una de las zonas no permitidas, así que para moverla la toqué cuando no lo esperaba. La asusté accidentalmente y saltó tan alto que se cayó al suelo y todos mis papeles acabaron volando. Intentó huir, pero empezó a correr en el mismo lugar porque sus garras resbalaban en el suelo de madera". ¡Menuda sorpresa!

 

4. ¡Tienes correo!

“¡Cuidado con el gato!”  atacó al cartero como un perro guardián. Aunque normalmente se trataba de un gato amigable, parece que había algo en el cartero que no le acabó de convencer. Tanto se aplicó el gatito que, la compañía de correos, advirtió a la familia que si se volvía a repetir el incidente ¡colocarían esa dirección en la lista negra de envíos!

 

5. ¡Cuida tus modales!

¡Este gato sabía que lamer tu plato es de mala educación! Un   contó que "una vez tuve un gato que bebía el agua con su patita. La metía en el líquido (agua), la usaba en forma de cuchara, y bebía de su propia mano. No quería mojarse los bigotes”.

 

6. Un salto de fe.Gatastrofe 3

¡tres conceptos que no definen al siguiente gato! Un simple intento de saltar con gracia a una pared terminó en fracaso y mucha vergüenza para este gatito.

Primero, un suave salto a un coche. Las cosas empezaban bien. Lo siguiente fue el salto a la pared, que no parecía demasiado alta. Todo estaba a su favor, un buen salto y… ¡la más ridícula de las poses gatunas con sus patitas agitándose sin control! Y al suelo.

No pasa nada. Segundo intento. Coche. Preparación… ¡y mismo resultado! El pobre gato solo pudo irse con la cola entre las patas.

 

7. ¡El pollo desaparecido!

Cuando una amante de los gatitos fue "adoptada" por un gato atigrado naranja sabía que tendría que compartir su vida con él… pero ¡quizás no tan literalmente!

Después de cocinar un pollo entero y dejarlo en un plato para enfriar, Nancy se disponía a hacer una llamada telefónica. Cuando regresó a su cocina, el pollo había desaparecido misteriosamente. Un vistazo al jardín fue suficiente para divisar al ladrón de color naranja ¡arrastrando el pollo por el jardín!

Tras recuperar su cena, Nancy lo volvió a colocar en el plato… ¡y el ladrón de pollos volvió al ataque! Cogió el pollo, lo bajó al suelo y le dedicó a su compañera de casa una mirada que decía “¡Este es mi pollo!”.

¿Tienes algunos momentos divertidos de tu gatito que te gustaría compartir con nosotros? ¡Nos encantará leerlos en nuestras redes sociales

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?