¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Peleas entre gatos: señales a tener en cuenta y cómo ayudar

Los gatos domésticos son independientes por naturaleza, pero eso no significa que no les guste la compañía humana o felina; los gatos pueden vivir juntos en armonía y, de hecho, convertirse en los mejores amigos, siempre y cuando estén en el mismo grupo social. Si ves a tus gatos acicalándose o frotándose entre sí y dormir con sus cuerpos tocándose, puedes estar seguro de que están en el mismo grupo social.

Los gatos necesitarán de su propio espacio y recursos separados (tazones de comida, cajas de arena, lugares seguros, etc.) si quieres mantener una buena armonía entre ellos.  ¡Debes tenerlo en cuenta!

Independientemente de los conflictos previos, el soporte adecuado puede ayudar a tus gatos a llevarse perfectamente, incluido FELIWAY Optimum, que ayuda a los gatos a sentirse más tranquilos y cómodos en diversas situaciones estresantes.

Comportamiento del gato después de una pelea: señales a tener en cuenta y cómo ayudar

¡Puede ser difícil distinguir entre un juego y una pelea! A menudo parecen iguales, pero hay diferencias sutiles que debes poder detectar, para saber si debes permitir que tus gatos continúen o si debes intervenir. ¡Todo está en el lenguaje corporal!

 

Características de un juego de gatos

Si tus gatos se divierten jugando:

  • Sus cuerpos estarán relajados con sus orejas apuntando hacia adelante.
  • Las garras estarán retraídas.
  • Los mordiscos serán suaves y no dañarán la piel.
  • Se turnarán para perseguirse, acechar o saltar unos sobre otros.
  • Podrían volver a la normalidad después de un combate de juego.

 

Características de una pelea de gatos

Sin embargo, si están en conflicto:

  • Sus cuerpos estarán tensos con orejas planas y la cola baja y agitada.
  • Adoptarán una postura lateral.
  • Inflarán sus cuerpos para parecer más grandes.
  • Sus garras estarán a la vista.
  • Es posible que los escuches gruñir o silbar.

 

Señales a tener en cuenta

A los gatos generalmente no les gusta el conflicto, pero si no se sienten completamente cómodos en compañía de otros, habrá algunas señales sutiles que debes tener en cuenta.

Antes de pelear, los gatos mantendrán la distancia, entre ellos, se observarán, se mirarán y después, puede que comiencen a desplazarse, tratando de controlar la situación.

Pueden tratar de que el otro gato no llegue a alcanzar sus recursos (comida, bandeja, juguetes…) bloqueándole el acceso. 

Cuando van a enfrentarse, pueden tener una pata levantada del suelo, extendida, con las garras listas para defenderse o para golpear al otro gato.

Escucha los sonidos que hacen tus gatos. Los gatos agresivos comunicarán sus sentimientos con muchos silbidos y gruñidos.

Si descubres que tu gato se está acicalando demasiado o marcando con orina alrededor de la casa, esto puede ser un signo de tensión y estrés, que puede ser causado por el conflicto del gatito.

PELEAS ENTRE GATOS FELIWAY

Cómo ayudar a tus gatos a vivir felices juntos

Trata de entender la razón del conflicto. Si tus gatos no habían tenido problemas hasta ese momento, podría haber diferentes razones para el cambio repentino en el comportamiento.

Tal vez han estado lejos de casa por un tiempo; ¿Estuvieron fuera de casa algunas noches? ¿Han estado hospitalizados?

Cuando regresen a casa, el aroma de su hogar será diferente… y ellos también traerán un olor diferente. El sentido del olfato de un gato es increíblemente importante para ellos, ya que lo usan para recopilar información sobre su entorno, y si esto ha cambiado mientras estaban "ausentes", podría inquietarlos.

Si tus gatos eran antes buenos amigos, hay que descartar que haya un problema médico provocando el cambio de comportamiento. Una revisión veterinaria es la mejor forma de comenzar. Un especialista en medicina del comportamiento también puede ayudar con un plan para ayudar a gatos que muestran signos de conflicto; mientras tanto, puedes mantenerlos separados para evitar que el conflicto vaya más allá.

Si vas a adoptar a un nuevo gatito, debes tener en cuenta que antes de ser adoptados, los gatitos normalmente se llevan bien con sus hermanos, y es más que probable que jueguen a las peleas a menudo. También habrán formado un vínculo entre sí en su grupo social y estarán familiarizados con su aroma común.

Cuando le presentas un gatito, o un gato mayor, a tu gato de casa, no debes esperar que se unan de inmediato. La mayoría de los gatos tardan un tiempo en desarrollar una amistad con un nuevo gato. Algunos se convertirán en mejores amigos, y otros podrían optar por tolerarse mutuamente. ¡Aunque cada gato es único!

 PELEAS ENTRE GATOS FELIWAY 2

Sin embargo, hay algunos trucos que puedes implementar para ayudarlos a llevarse bien.

  1. Prepara con tiempo su presentación, antes de que tus gatos se encuentren por primera vez:
    - Instálales en habitaciones separadas para que se aclimaten
    - Intercambia olores entre los gatos.
    - Deja que se vean primero desde la distancia y supervisa su primer encuentro cara a cara.
    - Mantén la calma y nunca les grites si hay signos de silbidos o conflictos.Esto solo los asustará y serán reacios a intentarlo de nuevo. Simplemente retira a ambos gatos de la situación e inténtalo de nuevo en otro momento cuando ambos estén tranquilos.
    - Ten muchas golosinas a mano y recompénsalos por mantener la calma. Aunque recuerda que este proceso depende de la situación de cada gato, además de su progresión
  2. Utiliza FELIWAY Optimum para proporcionar una mayor serenidad a tus pequeños durante 30 días. Los mensajes tranquilizadores pueden ayudar a restaurar la armonía de tus gatos y tu hogar.
  3. Asegúrate de que haya suficientes recursos (tazones de comida, bandejas de arena, camas, etc.), para cada gato, y ten uno de sobra para que cada gato pueda elegir usar un recurso de forma independiente.
  4. Asegúrate de que los recursos estén en áreas tranquilas y accesibles, distribuidas por toda la casa para que cada gato pueda acceder a ellos por separado.
  5. Muchos lugares de escalada son esenciales para que elijan dónde quieren escalar y esconderse si es necesario. A los gatos les encanta esconderse en cajas de cartón y saltar a los estantes o a la parte superior de los armarios, pero pueden desanimarse al usar estos espacios si, por ejemplo, el otro gato está usándolos. Asegúrate de que tengan fácil acceso a todas las áreas.
  6. Interactúa con tus gatos individualmente para que tengan celos por tu atención. ¡Hay amor para todos!

 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?