¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

El punto de vista de un gato: ¿Por qué babea mi gato?

¡Miau, slurp, miau! Babear puede ser un comportamiento normal. Aunque no lo hacemos a menudo. Babeamos por distintos motivos. ¡Permíteme que te lo explique!

Causas positivas para babear

Estoy disfrutando de la vida

Cuando mi humano me presta mucha atención y me acaricia, me gusta tanto que acabo salivando por un lado de la boca. Suelo ronronear al mismo tiempo o me pongo boca arriba. Es algo natural y me recuerda a cuando era un gatito pequeño.

Cuando mi mamá felina me amamantaba, yo solía amasar alrededor de sus pezones para obtener leche y eso solía hacerme salivar, así que babeaba mientras me alimentaba. Era muy reconfortante, así que ahora, cuando recibo mucha atención de mi humano, siento lo mismo.

No te preocupes si tu amigo felino no babea. Eso no significa que no te quiera. Tiene otras formas de demostrarte que es un gato muy feliz. 

Por ejemplo, basta con echar un vistazo a sus orejas, ojos y bigotes y lo sabrás en seguida. Sus ojos estarán almendrados, sus orejas mirarán hacia adelante y sus bigotes se desplegarán a los lados de su cara.

Estoy emocionado 

Al perro con el que vivo le encanta la comida y a veces se emociona tanto cuando llega la hora de comer que babea.

Debo admitir que de vez en cuando yo también lo hago: cuando escucho a mi humano en la cocina y percibo el delicioso olor de mi comida favorita, ¡no puedo evitarlo!

 

Vigila si tu gato babea de forma inesperada

Sin embargo, mi prima, una gatita que vive a dos puertas de mi casa, babea por otras razones y es importante que los humanos estén atentos a estos síntomas, especialmente si su gato ha comenzado a salivar de forma inesperada.

Ansiedad

El humano de mi prima la estaba llevando al veterinario para su chequeo regular, y comenzó a babear cuando entró en el transportín. 

Su humano había olvidado que no le gustaba ir en coche y la pobre Misty (así se llama mi prima gatita) comenzó a maullar y a babear, ¡incluso antes de llegar al coche!

Afortunadamente, su humano ahora ha probado  FELIWAY Classic Spray . Lo pulveriza en el transportín antes de cualquier viaje (y mucho antes de que mi prima gatita entre en el transportín). Así se siente mucho más relajada incluso antes de viajar. 

Me alegra decir también que Misty también recibió un certificado de buena salud en la consulta veterinaria.

Estrés

Aunque puedas pensar que los gatos somos animales relajados, algunas cosas nos hacen sentir estresados y el estrés puede hacernos babear.

Es muy importante que los humanos comprendan los signos del estrés de los gatos y qué puede desencadenarlo. Como probablemente ya sepas, ¡no nos gustan los cambios! Acontecimientos como visitas, gente nueva en casa, muebles nuevos o ruidos fuertes, incluidos los de electrodomésticos o de fuegos artificiales, pueden hacernos babear de miedo.

Es importante que nuestros humanos tengan en cuenta que no nos gustan los cambios.

 No pierdas de vista las noticias para saber cuándo hay programados eventos ruidosos, como exhibiciones de fuegos artificiales o celebraciones como las fiestas en el barrio o San Juan.

Afortunadamente, hay muchas cosas que puedes hacer para ayudarnos a sentirnos mejor, como conectar ese nuevo complejo de feromonas llamado FELIWAY Optimum. Mi humano ha comprado uno para mi habitación favorita de la casa y realmente me hace sentir tranquilo y muuuuy sereno.

 

Problema de salud

Los gatos no somos muy buenos diciéndoles a los humanos cómo nos sentimos, por lo que es importante que aprendas a leer nuestro lenguaje corporal.

Babear excesivamente podría significar que no nos sentimos en óptimas condiciones y podríamos tener un problema médico. Necesitaremos visitar al veterinario, así que si babeamos mucho, es posible que…

  • Podríamos haber ingerido algo, como una planta venenosa. Por ejemplo: aunque a los humanos les gusten los lirios, pueden causar graves problemas a los gatos. Atento a signos como vómitos, falta de apetito o un cambio en los hábitos de beber u orinar (más o menos de lo normal). Llévanos al veterinario siempre que haya un cambio repentino para asegurarte de que estamos bien.
  • El babeo puede darse porque sentimos dolor o a un problema que nos provoca náuseas, como una enfermedad renal.
  • Si tu gato está babeando y ves algo colgando de su boca, es importante que NO lo saques porque puede estar atrapado en alguna zona de su sistema digestivo. ¡Y llévalo al veterinario inmediatamente!
  • Es posible que tengamos problemas para tragar, lo que también puede hacernos babear.
  • Un dolor en la boca, causado por una enfermedad dental, también podría ser la causa del babeo, ¡así que asegúrate de consultarlo con el veterinario!
  • Por último, a veces necesitamos medicamentos con regularidad para otros problemas, y estos podrían causar babeo en los gatos. Consúltalo con el veterinario.

Si tu gatito se encuentra en cualquiera de estas situaciones necesitará una visita a la clínica veterinaria para que le revisen.

Soy un gato muy afortunado porque mi humano me conoce muy bien. Sabe cómo asegurarse de que me sienta tranquilo y en calma. Con un poco de ayuda de FELIWAY Optimum, estoy más feliz y tranquilo frente a la mayoría de los desafíos de la vida moderna de mis humanos.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?