¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

¿Por qué mi gato me trae regalos? ¡Desde el punto de vista de un gato!

¿Por qué mi humana grita cuando ve el regalito que le he traído? Solo estoy tratando de demostrarle que la quiero, pero ella no parece estar muy interesada en lo que le regalo, ¡y no tengo ni idea de por qué!

Cuando jugamos con los juguetes esponjosos que se parecen a los ratones la veo bastante feliz. Nos divertimos mucho así: ella los mueve por el suelo y yo trato de atraparlos. Así que pensé que si le traía un ratoncito de verdad para que jugáramos con él, le encantaría. Vale, no es demasiado bonito, pero ella sabe que los ratones reales no son de colorines, ¿verdad?

¿Por qué mi gato me trae regalos?

¡Hay muchas razones por las que me gusta traer regalitos a mis humanos!

Porque mi gato trae regalos 1

¡Está en mis genes!

Mis antepasados eran cazadores; tenían que cazar comida para sus familias y cuando atrapaban a su presa la traían de vuelta para compartirla con todos. Así que, cuando atrapo un ratón en el jardín, me gusta compartirlo con mis humanos, ¡después de todo son mi familia!

 

Estoy mostrando mis habilidades

Me encanta perseguir cosas que se mueven rápidamente en el jardín, como una mosca, una pluma o una hoja que cae de un árbol. ¡Escalar, acechar y saltar me mantiene en forma también! Si algo me llama la atención, me agacharé y lo observaré durante un tiempo, luego avanzaré y lo acecharé muy lentamente, entonces ... ¡SALTO! Si lo hago bien, ¡lo atraparé! Si es una hoja o una pluma ¡generalmente es bastante fácil! Pero se necesita más habilidad si mi presa es un ratón o un pájaro. ¡A veces parece que se dan cuenta de que los estoy acechando y se escapan!

Porque mi gato trae regalos 2

Es un juego para mí

¡A veces me lío un poco! A mi familia humana le encanta jugar juegos conmigo donde me abalanzo sobre cosas, y yo también lo disfruto, pero los juguetes con los que lo hacemos son:

  • Un ratoncito rosado con una larga cola que, si se estira, hace que salga corriendo para que yo me lance sobre él.
  • Una pluma colgando en el extremo de un palito con una cuerda. La agitan en el aire para que salte y la atrape.
  • Una pelota que está llena de golosinas: la persigo por el suelo para atraparla, entonces la toco con mis patitas y ¡salen mis snacks favoritos!

¡Todos son realmente divertidos y hacen que no me aburra! Pero me confunde que a los humanos no siempre les gustan las cosas reales cuando se las traigo como regalo. ¿Se dan cuenta de que les traigo juguetes para poder jugar?

A veces mi humano cambia el ratón real que traigo por uno de juguete, parece preferir jugar con eso, ¡pero me da igual!

 

¿No quieren regalos?

Creo que mis humanos deben pensar que ya tengo suficientes juguetes porque:

  • Me han puesto una campana en el cuello, para que las cosas que intento atrapar puedan oírme venir.
  • No me dejan salir ni por la noche ni temprano por la mañana, que es cuando los ratones y las aves están más activos y tengo más posibilidades de atraparlos.

Pero, aunque me ponen difícil atrapar cosas tan a menudo como me gustaría, mis humanos se aseguran de que tenga una dieta alta en proteínas. ¡No te olvides de que soy un carnívoro! Cuando he comido suficiente proteína y hemos jugado un buen rato, de repente ya no siento la necesidad de tratar de atrapar las cosas tanto. ¡Demasiado esfuerzo para hacerlo con la barriguita llena!

Quizás mis humanos leyeron ese informe de la Universidad de Exeter donde se comprobó que 5 o 10 minutos de juego con juguetes estimulantes de presas reducían el número de animales atrapados por gatos entre un 25 y 36%.

Me gustaría dejar una cosa clara: los gatitos no traemos solamente pequeños animales como regalo. He oído que algunos de mis amigos felinos les consiguen, a sus familias, regalos muy inusuales como calcetines, esponjas, hojas de jardín e incluso una salchicha de la barbacoa de alguien.

¿Te ha sorprendido alguna vez un regalo inusual de tu gatito? Me encantaría saberlo, así que ¿por qué no me mandas tus fotos e historias a través de nuestras redes sociales? 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?