¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

El punto de vista de un gato: ¿Por qué mi gato duerme encima de mí?

A nuestros gatos les encanta acurrucarse y echarse una siesta felina encima de nosotros. Pero, ¿por qué? ¡Averigüémoslo desde el punto de vista de un gato!

¿Por qué duermo encima de mi humano?

Adoro mis siestas durante el día. ¿Sabías que los gatos podemos dormir hasta 20 horas al día? Es mucho, ¿no? y es que...¡Hay tantos lugares buenos y acogedores en casa que es una pena no aprovecharlos! Y, por supuesto, una de mis siestas favoritas es cuando me acurruco con mi humano.

Mi humano me cuida muy bien y se asegura de que mis rincones para dormir en casa sean seguros y cálidos. Por supuesto que tengo mi cama, pero también dispongo de un lugar precioso en el estante superior de la cocina. Allí me siento realmente seguro: es agradable, alto y sé que nadie más, especialmente el pesado del perro, puede alcanzarme allí. También me gusta adormilarme en el alféizar de la ventana, sobre todo cuando el sol brilla a través de la ventana. ¡Me encanta! Zzzzzz…

 

Mi humano está calentito

Me chifla acostarme en la cama de mi humano. Es realmente acogedora, especialmente a primera hora de la mañana cuando se acaba de levantar. Si puedo, aprovecho y me escondo bajo las sábanas para echar una siestecilla. Es un lugar estupendo, cálido y huele a mi humano, así que me hace sentir especialmente seguro. ¡A veces me meto bajo las sábanas incluso antes de que se haya levantado de la cama!

Pero prefiero dormir a sus pies durante la noche. No hace tanto calor en ese extremo de la cama y sé que si necesito escapar rápidamente, puedo hacerlo fácilmente. Sin embargo, por la mañana me subiré sigilosamente a su cabeza, le despertaré con un golpecito para que me sirva el desayuno… Y luego dormiré un poco más en el lugar cálido que deja al marcharse.

Mi humano ronronea

El punto de vista de un gato: ¿Por qué mi gato duerme encima de mí? 2

Cuando los gatos ronroneamos, normalmente es una señal de que estamos felices y relajados. Mi humano es muy bueno “hablando gato" y sabe cuándo estoy feliz y también cuándo estoy ansioso. Además, puedo saber cuándo mi humano está relajado porque hace un ronroneo muy peculiar cuando está dormido (¡Creo que se llama "roncar" en el habla humana!). A veces puede ser un poco ruidoso y me sobresalto, pero me gusta acurrucarme con él cuando ronronea. Si ronronea demasiado durante la noche o se mueve mucho en la cama, me retiraré a los pies de la cama. Allí también se está bien… Y un poco más tranquilo.

 

El olor de mi humano me resulta familiar

Cuando era un gatito y mi humano me trajo a casa me sentía ansioso y asustado porque todo era nuevo para mí. Me escapé y me escondí durante un tiempo hasta que reuní el valor para salir (y las ganas de comer, porque me dio hambre). Después recorrí la casa frotándome contra los objetos y dejé mi olor donde pude. Esto incluyó a mi humano y es por eso que me gusta su olor. ¡Tengo que seguir frotándome y durmiendo sobre él porque insiste en ducharse todos los días y tengo que volver a dejarle mi olor!

¿Sabías que tengo glándulas de feromonas en la cara, las almohadillas de mis patas y alrededor de la cola? Cada vez que me froto contra algo con las glándulas en mi cara, dejo mis feromonas allí y eso me ayuda a sentirme tranquilo. Mi humano también me ayuda con esta tarea porque ha conectado un difusor FELIWAY Optimum en la habitación. Es estupendo para ayudarme a sentirme más tranquilo. Me da una deliciosa sensación de serenidad, especialmente si me estreso un poco.

Mi humano es confortable

El punto de vista de un gato: ¿Por qué mi gato duerme encima de mí? 3

Además de oler bien, mi humano también es muy suave y cómodo para echarme encima de él, sobre todo si hace fresco. Me gusta acurrucarme en su regazo porque es agradable y cálido. En invierno usa ropa esponjosa y blandita, que es muy cómoda para acurrucarse. ¡Es como dormir sobre una manta abrigada! También es un gran momento de unión y puedo demostrarle cuánto le quiero amasando sus piernas. Así puedo dejar un poco más de mi aroma en ellos al mismo tiempo.

Le gusta acariciarme cuando estoy en su regazo, y a mí también me gusta casi siempre, pero solo mientras no se pase o tendré que darle un "mordisquito de amor" para que sepa que ya he tenido suficiente.

 

Mi humano no para 

Sería perfecto que mi humano se quedara quieto y se relajara de vez en cuando. Me pregunto si hay un equivalente humano a FELIWAY Optimum. Cuando estamos en la cama, con frecuencia da un montón de vueltas. Tanto movimiento me molesta y a menudo me empuja fuera del lugar donde estoy cómodo, cosa que no me hace muy feliz. Me he dado cuenta de que si duermo en la almohada no me molesta porque su cabeza no se mueve tanto, pero puede empezar a ronronear de nuevo y eso me despierta cuando hace mucho ruido. ¡De vuelta a los pies de la cama!

 

Quiero estar solo

A veces me gusta tener algo de tiempo para mí. Me encanta dormir sobre mi humano, porque es cálido y confortable, pero no siempre es relajante. A veces, el bebé humano comienza a llorar en mitad de la noche, por lo que mi humano salta de la cama para alimentarlo o abrazarlo con tal de que se sienta mejor. Esa es mi señal para marcharme a otro de mis cómodos refugios. Tal vez me cuele en la habitación del bebé mientras no mira. Normalmente no se me permite entrar allí, pero parece cómodo. Oh, no. Han vuelto a cerrar la puerta. Creo que esta vez me acurrucaré en el cesto de la ropa. ¡Así es la vida de los gatos!

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?