¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Por qué mi gato se esconde debajo de la cama

¿Pasas mucho tiempo buscando a tu bolita de pelo para finalmente darte cuenta de que está debajo de la cama?

Es totalmente normal que tu gato decida pasar un tiempo a solas. Los gatos son más independientes que los perros y les gusta tener un espacio y momentos para ellos solos de vez en cuando. Que tu gato se esconda puede no tener importancia, puede que solo esté buscando un lugar tranquilo y seguro para echarse un sueñecito.

Sin embargo, si notas que tu gato se esconde más de lo normal, deberías consultar a tu veterinario para asegurarte de que no haya ningún problema médico detrás de este cambio de comportamiento, algún problema que, por ejemplo, le esté causando dolor.

Si durante el día a día también notas que han cambiado algunas de sus rutinas o sus comportamientos y detectas signos de tensión, puede que sean cambios debidos al estrés o a la ansiedad.

Lo más importante entonces es entender la causa para poder ayudarle tomando las medidas necesarias que hagan que vuelva a sentirse más relajado.  



3 razones por las que tu gato puede estar escondiéndose debajo de la cama

Por que mi gato se esconde debajo de la cama_2

  1. ¿Hay algo en la casa que tu gato interpreta como una amenaza?

    Para tu gato, cualquier cosa que sea nueva o que se salga de lo normal ¡puede ser abrumador! La gente puede sentirse molesta cuando algo les interrumpe la rutina, pues en el caso de los gatos ¡es lo mismo!

    Si tu gato percibe algo alrededor de su hogar (como un objeto nuevo o incluso un ruido diferente, obras…) como una amenaza, puede esconderse debajo de la cama para buscar una zona en la que sentirse seguro, un refugio.

    Recuerda que los gatos en la naturaleza pueden ser cazados por otros animales (aunque también ellos juegan un papel como cazadores), por lo que pueden tomar la precaución de esconderse hasta que sientan que el peligro ha pasado.  

  2. Las visitas pueden inquietar a tu gato

    Tu gato puede sentirse inquieto cuando tienes visitas en casa. Puede que se esconda hasta que se sienta con la suficiente confianza como para salir.

    La gente nueva trae consigo nuevos olores que alteran a tu gatito, que puede no estar acostumbrado a tener extraños en su espacio… aunque también pueda sentir cierta curiosidad.

    No fuerces a tu gatito a acercarse a las visitas. Evita que tus amigos intenten cogerle si él no quiere.

    Es mejor proporcionarle el espacio que necesita y permitirle que se vaya a su refugio (o que nos mire desde lo lejos) hasta que se decida a volver a salir.

  3. Tu gato puede sentir miedo de otro gato

    Si tienes más de un gato en casa presta atención a como se relacionan entre ellos, puede que si no se llevan del todo bien uno de ellos prefiera pasar más tiempo escondido.

    Hay veces que la tensión o el miedo se lo estén causando los gatos que ve desde la ventana. Incluso podría ser que el gato de tu vecino caminando por tu terraza o la colonia de gatos del parque cercano… mantener cerradas las cortinas ayudará a reducir cualquier causa de miedo del exterior de la casa.

    Si vuestras mascotas se sienten amenazadas entonces querrán encontrar algún lugar en el que refugiarse para evitarlo, así que aseguraros de proporcionarles acceso a un espacio adecuado, al igual que los recursos que necesita.

    Ten especial cuidado si tienes varios gatos, por si uno de tus gatos está bloqueando el acceso del otro a su comida, bebida o su bandeja de arena.

Por que mi gato se esconde debajo de la cama_1

¿Cómo puedes ayudar a calmar a tu gato?

Nunca regañes a tu gato por esconderse

No regañes a tu gato por estar escondido debajo de la cama, ni le saques a la fuerza. Podrías causarle mucha más ansiedad y empeorar el problema.

Si tratas de forzarle a salir, pensará que la situación es peligrosa y pueden reaccionar con tanto miedo que para evitarlo pueden llegar a reaccionar con agresividad. Recuerda que ellos necesitan estar debajo de la cama o escondidos para sentirse seguros y a salvo. Se sentirán mejor si pueden moverse libremente y decidir cuando salir o cuando entrar voluntariamente.

Debemos buscar la causa de este miedo y ayudarles a sentirse seguros proporcionándoles zonas seguras y poner cerca de ellos todo lo que vayan a necesitar.

Felicita sus actos de valentía

Felicita a tus gatitos cada vez que se comporten como tú quieres.

Piensa qué le da miedo a tu gatito y cómo puedes ayudarle a que cambie su percepción de ese estímulo.

Por ejemplo, anímale a que salga de su escondite sentándote cerca de él y ofreciéndole premios o una comida que le guste mucho.

Si tu gato empieza a comer cerca de ti puedes probar a ofrecerle comida con la mano y poco a poco intentar acariciarle… siempre muy despacio, para que no se sienta amenazado.

 

Es muy importante que los gatos no dejen de comer. Asegúrate de que pueden acceder al alimento y que lo comen.

Cuando tienen miedo, los gatos dejan de jugar y también pueden dejar de comer… pero también puede ser un signo de un problema médico.

Enchufar nuestro difusor Feliway Classic en la habitación donde pasan más tiempo los gatos también les ayudará. Feliway transmite “mensajes de felicidad” y crea un entorno agradable en el hogar que proporcionará confort y seguridad constantes para los gatos. Está clínicamente probado para ayudar a prevenir cualquier tipo de señal de estrés, ayudándote a mejorar la relación con tus compañeros felinos.

 

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?