¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Preguntas y respuestas de expertos: Las residencias para gatos

¿A quién no le gusta escaparse un fin de semana de vez en cuando?. Sin embargo, esto a menudo significa alejarte de tu amigo felino. No te preocupes. FELIWAY ha hablado con el responsable de comportamiento de la protectora Cats Protections, Dom Burke, para ofrecerte algunos consejos acerca de dónde puedes dejar a tu gato mientras estás fuera y cómo puedes estar seguro de que estará en las mejores manos, aunque no sean las tuyas...

¿Debería dejar a mi gato en una residencia para gatos?Las residencias de gatos- cómo dejar solo a mi gato

Depende de la personalidad de tu gato y de otros factores, como, por ejemplo, cuánto tiempo deberá permanecer en la residencia, cómo reacciona normalmente cuando no se encuentra en su entorno doméstico, etc.

Cada gato es único y tiene sus propios gustos y fobias. Por lo general, a los gatos no suelen gustarles los cambios en su entorno. Abandonar su casa puede resultarle intimidante: todo lo que conoce cambia de repente, y no sabe que volverás a recogerlo. Algunos gatos son más sensibles y un cambio en la rutina de su papá o mamá humano pueden generarles un gran malestar. Otros gatos se adaptan con mucha más facilidad, tolerarán mejor el cambio y se sentirán relajados y cómodos en su nueva casa después de poco tiempo.

La decisión que tomes puede depender de las residencias para animales que tengas cerca de ti. Haz un hueco en tu agenda para ir a visitarlas y ver sus instalaciones. Así podrás asegurarte de que te gustará como tratarán a tu gatito.

Lo ideal sería que los gatos no se vieran entre sí desde su alojamiento, ya que esto les puede causar una gran inquietud. Si bien la normativa permite el uso de vidrio esmerilado, los gatos todavía pueden identificar a otro gato a través de la mayoría de los cristales esmerilados, por lo que lo ideal sería que las barreras de separación entre los gatos sean sólidas y opacas.

Cuando se asustan, a los gatos les gusta esconderse. La residencia debería disponer de al menos un escondite para gatos, para ofrecerles así la posibilidad de hacer frente al cambio de entorno. Asimismo, también puedes dejar a tu gato una de las mantas de la cama que uses de forma habitual en casa para que pueda percibir un olor que le resulte familiar y ayudarle a que se sienta más seguro.

Si tu gato toma algún medicamento o necesita algún otro tipo de cuidado especial, procura comentárselo al personal de la residencia para asegurarte de que pueden hacerse cargo de estas necesidades. También debes tener en cuenta que, para poder dejar a tu gatito en una residencia, es necesario que esté vacunado. En la mayoría de casos, deberás presentar la cartilla de vacunación correspondiente.

 

¿Qué alternativas hay a las residencias para gatos?

La alternativa más habitual es recurrir a un cuidador de gatos. Se trata de una persona que cuidará de tu gato en tu casa. A menudo suele ser un miembro de la familia o un amigo, pero hay muchas personas que se ofrecen para cuidar a gatos como un servicio de pago.

Si bien el cuidador puede instalarse en tu casa, por lo general la visitará dos veces al día para dar de comer a tu gatito, limpiar su arenero, cambiarle el agua y pasar un rato divertido con él. Normalmente, al cuidador le irá bien (y a tu gatito también) darle de comer y mimarlo por la mañana y de nuevo por la tarde, después de trabajar. De este modo también te aseguras de que tu gato no se quede solo durante un largo periodo de tiempo.

Las residencias de gatos- cómo dejar solo a mi gato 2

 

Si decido recurrir a un cuidador de gatos, ¿qué puedo hacer para asegurarme de que esa persona está preparada para ocuparse de mi felino?

Es normal que quieras saber si puedes confiar en la persona que cuida de tu gato. Obviamente, esto es más fácil si se trata de un familiar o un amigo. Sin embargo, a menudo será un amigo o tu veterinario quien te recomendará a un cuidador, por lo que puedes estar tranquilo. Lo ideal sería que el cuidador tuviera un seguro.

Averigua si el cuidador acicalará a tu gato o dedicará tiempo a jugar con él utilizando diferentes juguetes, ya que todos estos aspectos son importantes en el cuidado de los gatos. El juego interactivo es clave para mantenerlos estimulados mientras estés fuera. 

¿Qué tengo que hacer si contrato a un cuidador de gatos?

Es importante que proporciones al cuidador todo lo que pueda necesitar para cuidar de tu gato. Procura que disponga de toda la información necesaria sobre el centro veterinario al que sueles llevar a tu gato por si, lamentablemente, es necesario que acuda a él, y que pueda ponerse en contacto contigo en caso de que surja alguna emergencia.

Deja preparado todo aquello que tu gato puede necesitar durante el tiempo que estés fuera, como, por ejemplo, la comida, la cama y la medicación que tome. Es muy importante que expliques a la persona que cuidará de tu gato todo lo que sepas sobre tu amigo felino: su personalidad, sus costumbres, lo que le gusta y lo que odia y la rutina regular que sigue, así como los posibles problemas médicos que pueda tener. Por ejemplo, es normal que algunos gatos lloriqueen con frecuencia. En otros gatos, sin embargo, puede ser un indicio de algún problema médico o de otro tipo. Si el cuidador no sabe lo que es normal en tu gato, puede que se le pase algo importante por alto. Debes dejar toda la información por escrito para que el cuidador pueda consultarla, ya que es muy poco probable que pueda recordarlo todo.

Las residencias de gatos- cómo dejar solo a mi gato 3¿Cómo sé qué es lo mejor para mi gato?

Tú conoces a tu gato mejor que nadie. Los cambios, especialmente en su entorno, pueden hacer que tu gato se sienta incómodo. En general, las residencias de gatos son una opción menos atractiva que los cuidadores de gatos, ya que todo lo que les rodea cambia de repente.

Tomar la decisión correcta hará que puedas relajarte y disfrutar mientras estés fuera. Y recuerda: una parte importante de los días libres es volver a casa con tu querido gatito, que estará más que encantado de volver a verte.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?