¿Quieres suscribirte a nuestro blog?

Cómo saber si tu gato está estresado: 24 señales a tener en cuenta

Hay muchas razones por las que un gato llega a estresarse: puede estar inquieto debido a cambios que hayas hecho en casa (como decorar o cambiar muebles de sitio), por miedo a ruidos fuertes (como los de los coches o los de fuegos artificiales), o es posible que haya un nuevo gato en el barrio que esté entrando en el territorio de tu amigo peludo.

Es importante que estés atento a las señales que tu gato envía cuando está estresado o ansioso para que puedas tomar las medidas oportunas para calmarlo y ayudarlo a volver a disfrutar de las comodidades de su hogar nuevamente.

Sin embargo, a veces es difícil detectar las señales de estrés en tu gato. Es posible que solo haya variaciones leves en su comportamiento. Incluso, al principio, podrías pensar que no son importantes, pero hasta un pequeño cambio puede indicar que le está pasando algo. Es en ese momento cuando es mejor abordar la situación.

FELIWAY Estrés en gatos24 señales de estrés felino

Señales de estrés felino agudo

Estas señales son relativamente fáciles de detectar y suelen aparecer en situaciones típicas en la que los gatos se sienten incómodos o ansiosos, como en los viajes en coche al veterinario o en la incorporación de nuevos gatos a vuestra casa. En este último caso, tu gato no estaría precisamente feliz por tener que compartir su hogar. Si estás en esta situación, asegúrate de esforzarte para asegurarle a tu gatito que tienes suficiente amor para todos. Haz las presentaciones gradualmente y asegúrate de que haya suficientes recursos para todos. Recuerda que a los gatos no les gusta compartir boles de comida ni areneros.

Los signos de estrés agudo del gatito son:

  • Ojos muy abiertos, pupilas dilatadas
  • Orejas muy echadas hacia atrás
  • Bigotes en posición caída y contra sus mejillas
  • Cuerpo tenso
  • Babea, aúlla o gruñe
  • Come mucho y/o muy rápido
  • Se lame mucho la trufa (su nariz)
  • Accidentes involuntarios al ir al baño
  • Comportamiento agresivo: bufidos o soplidos
  • Se agacha al suelo y no se mueve
  • Tiene la cola pegada al cuerpo

Feliway señales de estrés en gatos

Señales de estrés felino crónico

Por otra parte, el estrés crónico se desarrolla con el tiempo, por lo que las señales pueden ser sutiles y más difíciles de detectar de inmediato. Estas son algunas preguntas clave que debes hacerte cuando sospeches que tu gatito está experimentando estrés crónico. 

  • ¿Lo has notado más retraído de lo normal?
  • ¿Le cuesta salir al exterior (en el caso de que lo haga normalmente)? 
  • ¿Se asusta más de lo habitual si hay un ruido repentino?
  • ¿Ha cambiado sus hábitos alimenticios (come y bebe menos o más de lo normal)?
  • ¿Se esconde más a menudo?
  • ¿Duerme más de lo habitual?
  • ¿Cómo está su pelaje? ¿Se ve pulcro y brillante, o desaliñado y con nudos?
  • ¿Se rasca mucho y en partes donde normalmente no se rascaba?
  • ¿Aún quiere jugar o rechaza las sesiones de juego?
  • ¿Está yendo al baño fuera de su arenero y orina por casa con frecuencia?
  • ¿Has notado que se acicala o se lame en exceso?
  • ¿Está más agresivo con otros animales de casa, aunque antes se llevaran bien?
  • ¿Vocaliza y maúlla con más frecuencia?

 

¿Cómo puedes ayudar a tu amigo felino?

Aunque no sea tu intención en absoluto, tus acciones pueden ser la causa del estrés de tu amigo felino. Cada gato tiene su propia personalidad: algunos prefieren esconderse y ser menos sociables. Si tratas de obligarle a socializar es muy probable que le provoques ansiedad. Además, si un cambio en su rutina le ha causado estrés, puedes encontrar una solución que ayude a tu gato a relajarse.

Comprender el lenguaje corporal de tu gato y proporcionarle los recursos que necesita como sus comederos y bebederos alejados del arenero, así como cualquiera de sus cosas lejos de objetos ruidosos (lavadora, lavavajillas…) ayudará a tu gato a sentirse mucho más relajado.

Trata de identificar la causa de su estrés y, si es posible, limítala o elimínala. No obstante, algunas de estas señales también pueden significar que tu gato siente dolor, por lo que si las estas medidas no funcionan o no llegas a identificar qué es lo que le está causando estrés, acude de inmediato a tu veterinario. Él revisará a tu gato y le tratará en caso de que se trate de un problema de salud subyacente.

El uso de FELIWAY Optimum Difusor ayuda a tu gato a superar cualquier señal de estrés felino. Su uso regular contribuye a restaurar la armonía en tu hogar.

Deja un comentario

¿Quieres suscribirte a nuestro blog?